Siempre se ha dicho aquello de que “si te gusta la voz del locutor, no te pases por la radio”, por aquello de la más que posible desilusión que nos podemos llevar al ver la cara del que escuchamos a través de la radio. Para eso la televisión lo tiene todo resuelto.

Imaginaros que, en un momento dado, el locutor de turno le da la vena y gaba un disco. Más que nada porque alguien ha visto un filón que nadie había explotado antes, o que sea el propio interesado que quiere hacer un ‘Juan Palomo’. Voy a recordar a cinco que pasaron por el estudio de grabación.

Por orden cronológico, el primero es Andrés Caparrós en 1974, que por aquel año ya tenía cierta fama en la radio de Madrid y Barcelona. Estando en Radio Miramar la discográfica Belter le propone grabar un disco que se llamaría ‘Estoy hecho de viento’. Tras este álbum vinieron 5 más hasta 2002, siendo el último de poesía.

El segundo es Pepe Domingo Castaño que, en sus años de pelo greñudo, le proponen también grabar un disco, y también en la discográfica Belter. Su primer trabajo es ‘A ti neniña’ en 1976, con el que acabó realizando gira intentando compaginar su trabajo en la radio. Hubo otros 4 álbumes más, entre canciones y poesías, hasta 1982.

Luis del Olmo es el tercero, pero recitando poesías de Antonio Machado, Rafael Alberti y Pablo Neruda entre otros. Grabado por la discográfica Auvi, de la que poco se sabe, en los tiempos que estaba trabajando en Radio Nacional de España. Y no hubo más.

Con el cuarto empiezo el turno de los que califico ‘los caprichos’. El que comienza es Carlos Moreno ‘El Pulpo’ en 1997, en aquel momento trabajando en Cadena 100 en el programa matinal ‘La Jungla’ de José Antonio Abellán. No tenía voz de cantante, ni la tiene, pero tampoco pretendía ganarse la vida con ello, así que la discográfica OMNI le graba su primer trabajo musical que se acabó llamando ‘Mi antología Volumen VII’, donde versionaba un gran número de canciones infantiles. Hay que contar que Fernando Echeverría colaboró en una de las canciones. Para regocijo del personal grabó 4 álbumes más, entre ellos uno de villancicos muy propio para aquellos que se deprimen con las fiestas Navideñas. Podéis escuchar un fragmento en el podcast.

Y para acabar con todo en 2004 Javier Cárdenas le dio la vena cantante. Fue la discográfica BMG Music que aprovechó la fama que empezó a tener por sus apariciones en el programa de Telecinco ‘Crónicas marcianas’. Hasta ese año ya había estado en Radio Juventud de Barcelona, Antena 3 Radio, Cadena Rato, Cadena SER y Radio España. Se podría considerar el primer trabajo musical en el que se utilizaba el llamado ‘autotune’.

Si hay más, ya los podéis enumerar.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.