La celebración de un acontecimiento que tiene eco mundial merece un gran esfuerzo por parte del país en el que se acontece, ya sea para crearse una fama o para asentarla. Y en España tuvimos varios de estos hechos que nos salieron de diferente forma. El primero un mundial de fútbol en el año 1982, el segundo una exposición universal en Sevilla en 1992 y el tercero unas olimpiadas con sede central en Barcelona también en 1992. Y el que sepa matemáticas, además de tener un buen nivel en cálculo ya sea mental o digital, verá que han pasado 40 y 30 años respectivamente.

Del Mundial 82, aquel primer gran acontecimiento que se celebró en la España postdictadura, no fue de buen recuerdo a nivel organizativo ni de realización y la selección nacional acabó saliendo a las primeras de cambio tras cinco partidos, y eso que partían como favoritos. El Mundial que tuvo dos mascotas: la de la FIFA que fue Sport Billy, y la de la RFEF que fue el redondo Naranjito. Y que para mantener informados a los visitantes de los países que acabaron viniendo se utilizó la señal de la entonces recién creada programación musical Radio 3 para sustituirla por Radio Mundial 82, que mantenía una programación de fórmula musical salpicada cada media hora por boletines informativos en varios idiomas: español, inglés, francés y alemán. Con ello abarcaba las lenguas de las selecciones más importantes, aunque durante dos horas al día, entre las cuatro y seis de la tarde, se ampliaba el panorama al italiano, portugués, árabe y ruso. La programación especial estuvo en funcionamiento entre el 11 de junio y el 11 de julio de 1982. Lo de ocupar la señal de Radio 3 se hizo por utilizar una emisora que tuviera cobertura estatal, había partidos en bastantes capitales, y que la sustitución de su parrilla fuera poco traumática por estar en antena casi un año.

Este no fue el caso de Radio Expo, la emisora que Radio Nacional puso en marcha entre el 22 de mayo de 1990 y el 13 de octubre de 1992 en el 88.3 MHz con cobertura únicamente en Sevilla capital. Su programación estaba constituida por música, informativos en varios idiomas y especiales sobre la Exposición Universal que también se emitieron a través de la señal de Radio Exterior. ¿Por qué únicamente una frecuencia y solo para Sevilla? Creo que no hace falta decir más que Expo’92 en Sevilla. ¿Para qué ampliar la cobertura de una emisora que se sabía que iba a ser de existencia efímera y que hablaría del acontecimiento que únicamente se iba a celebrar en la capital andaluza? Si aún hay gente que no lo entiende, que vuelva a leer este párrafo.

Y recuperando la idea de Radio Mundial 82 se creó Ràdio Olímpica para las olimpiadas de Barcelona del año 1992. Esta vez la señal que se utilizó fue la de Ràdio 4 en Cataluña, la única radio autonómica que tenía y tiene Radio Nacional de España. Su elección fue debida a que la gran mayoría de subsedes olímpicas se centraban en esta comunidad autónoma, aunque había dos fuera de su territorio como Zaragoza y Valencia, pero alguien creyó conveniente que como allí se celebrarían partidos de fútbol de la fase previa pues mejor no utilizar nada más. Sus emisiones estuvieron en funcionamiento entre el 15 de julio y el 10 de agosto de 1992, y en este caso se emitían boletines informativos cada 15 minutos con la estructura siguiente: a la hora en punto boletín en catalán, al minuto 15 en inglés, al minuto 30 en español y al minuto 45 en francés. Esto durante 23 horas al día, ya que entre las once y las doce de la noche el panorama se ampliaba a doce lenguas con boletines cada cinco minutos.

Ahora nos toca esperar a otro gran acontecimiento de esplendor que se celebre en España para ver qué radio multiidioma se termina haciendo y quién será el encargado de realizarla. Aunque viendo el panorama de las olimpiadas de invierno entre Cataluña y Aragón, es mejor que sigáis el consejo de esperar sentados.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.