Érase una vez un municipio español que además era la capital de la nación. Tenía una emisora municipal que desde 2007, y con el gobierno del Partido Popular, quería seguir siendo una radioescuela, pero aquello no terminaba de cuajar y se convirtió en una radiofórmula que a veces funcionaba y a veces no. Siempre se había considerado una emisora dedicada a la enseñanza mediática, pero parece ser que nadie entendía cómo encaminarlo.

Tras las elecciones municipales de 2015 el Partido Popular es sustituido por Más Madrid en la alcaldía del municipio. Y el nuevo equipo de gobierno se propone hacer resurgir de las cenizas a la emisora municipal con la función que todos querían que tuviera: una radioescuela.

Así que el 26 de septiembre de 2016 comienzan las emisiones de M21 Radio. Y sus padrinos fueron Iñaki Gabilondo y Luis del Olmo, dos de los grandes que por aquel entonces ya no estaban haciendo radio. Los estudios se acabaron situando en la misma sede del ayuntamiento del municipio, en el Palacio de Cibeles, donde hasta 2001 habían estado unos anteriores que estaban en desuso.

Aquella emisora se llenó de programas de todo tipo: culturales, ocio, formativos … y parece que a cierto partido político que estaba antes en el poder no le gustaba. Decían que había un gran sesgo político y de propaganda izquierdista que costaba 1,5 millones de euros anuales y que no conseguía oyentes, con lo que la terminaron llamando ‘Radio Carmena’, el nombre de la alcaldesa. No sé si eso era un honor o una ofensa.

Y duró de esta manera, apoyada por la izquierda, detestada por la derecha, hasta que en las siguientes elecciones municipales Más Madrid sale y entra, de nuevo, el Partido Popular. Y como no les gustaba mucho la emisora municipal, apagaron el emisor el 29 de septiembre de 2019. Así, decían, se ahorraban un dinero que estaba mal invertido.

Y qué pasó con los equipos técnicos de la emisora … pues según se ha publicado esta semana en La Razón estos se han cedido a la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense para su espacio Inforadio. La finalidad será que sus alumnos puedan manejarlos con un fin práctico, ya que en el ayuntamiento iban acumulando polvo (esto lo pongo de mi parte). Lo de radioescuela al final ha caído en alguien que sabe hacerlo.

Y bien está lo que bien acaba. Al menos que haya alguien que utilice los equipos ya que parece que el maremágnum político seguirá revuelto por mucho tiempo.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.