Algún día tenía que llegar. ‘La vida moderna’, el programa de Javier Broncano, Héctor de Miguel (el humorista anteriormente conocido como Quequé) e Ignatius en la Cadena SER, ha llegado a su final con el programa número mil. Número redondo para acabar una trayectoria de ocho años que en antena no ha terminado de cumplir, pero que en formato podcast ha alcanzado con lo que se podía esperar.

El 15 de marzo de 2015 la Cadena SER comenzaba un formato que buscaba a un público joven para su emisión lineal con el contenedor de 30 minutos ‘Oh! My LOL’. “Si quieres rejuvenecer, lo mejor es el humor”, eso fue lo que pensaron desde los despachos de la empresa, y el encargo fue a parar sobre los cómicos del momento, tanto de fuera como de dentro de la cadena. Todo grabado horas o días antes, pudiéndose escuchar antes en internet. Cada día un grupo o persona diferente realizaba su programa y David Broncano recuperaba el formato que estaba realizando en la SER desde 2012 en período guadiana: ahora me dejan, ahora no me dejan.

Y de semanal pasó a diario en septiembre de 2016, añadiendo el formato vídeo en Youtube, con lo que uno no sabe si era un programa radiofónico o televisivo. Si rejuvenecer la audiencia de la radio supone esto, apaga y vámonos. Y después un cambio de horario a última hora de la tarde añadiendo la madrugada de los sábados.

La idea del programa era la de interactuar con el público alternando las ideas de los tres humoristas. Una idea que la pandemia se la llevó por delante dejándola únicamente con la conversación de los componentes de ‘La vida moderna’, y así casi hasta el último día. Muy parecido al ‘Nadie sabe nada’ de la productora de su programa de televisión, ‘El Terrat’ de Andreu Buenafuente, que a su vez es propiedad de la que se está convirtiendo en todopoderosa ‘Mediapro’.

Broncano seguirá vinculado a la Cadena SER para “nuevos proyectos” aunque se centrará en la televisión, en el programa del canal #0 de movistar ‘La Resistencia’, esa especie de Tonight Show previo al Late Night que tenía Buenafuente. Precisamente ha seguido el mismo camino que este, que dejó la radio por la televisión hace años, aunque terminó volviendo. Otro con el camino parecido es Íker Jiménez, que también dejó la Cadena SER para seguir en el proyecto televisivo ‘Cuarto Milenio’ en Mediaset. Hubo un podcast de por medio que duró lo mismo que duró RadioSet, otro invento del que trataré otro día.

Quien haya optado por la versión Youtube, comprobará que los dos últimos programas se han grabado en penumbra. Desconozco si con la idea de enfocar la idea de radio: adivinen lo que pasa cuando vean sombras. Esto es aplicar la máxima de la radio: la imaginación. Ha llegado un poco tarde. O a lo mejor proyectando el final a negro. Muy televisivo.

Viendo la descripción que aún mantiene la Cadena SER sobre el programa que es “La Vida Moderna es el podcast que te prepara para morir” me da a entender dos cosas: que la finalidad era hacer de relleno de la programación lineal y que tenía fecha de caducidad. Las dos se han cumplido.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.