Hace unos años empecé con esto de los blogs digitales con el tema tecnológico. Un blog que pretendía resumir o dar a conocer estos temas con un lenguaje coloquial. En la actualidad de aquello solamente existen los archivos de cada una de las entradas en mi ordenador. Es posible que en la web archive.org quede algo.

Quiero rescatar una de aquellas entradas que estaba dedicada a la radio en streaming.

Estábamos a principios del año 2016, y la Cadena COPE tenía la siguiente autopromoción:

Autopromoción de Cadena COPE

Daba que pensar que la primera opción para poder escucharles fuera internet o sus aplicaciones para móviles y tablets antes que los llamados métodos tradicionales como la onda media o la frecuencia modulada. Bien es verdad que no hay ninguna emisora de radio que llegue a todo el territorio del país, con lo que así se puede entender que indiquen a sus oyentes que “mejor por internet, con la forma que sea posible”. Al menos internet lo podemos tener mientras dispongamos de cobertura móvil, y de esa hay más que de algunas emisoras de radio.

¿Por qué esta derivación a internet para escuchar una emisora de radio? Según mi punto de vista, se ha comentado antes: la cobertura de internet mediante móvil es bastante más grande que algunas cadenas de radio. Segundo, ante la crisis económica que padecen todas las emisoras de radio (y que ahora se ha acrecentado por la pandemia del Covid-19), estas han decidido pasar el gasto al oyente. ¿Pasar el gasto al oyente? Para el que no lo haya entendido, emitir por internet supone un ínfimo coste comparado con emitir por más de 100 postes repetidores. Y que el oyente pueda escucharlos por internet es necesario tener un acceso, previo pago a una compañía de telefonía. Eso pensaba en 2016, pero resulta que el gasto es bastante caro para las cadenas de radio, no tanto para una emisora local.

Pero las conexiones a través de móvil tienen una cantidad de datos a consumir durante un período limitado de tiempo … ¿voy a gastar los datos escuchando una emisora de radio? Aquí existe un gran desconocimiento del tema, y es que en nuestros móviles nunca nos quedaremos sin datos, y no hablo de conectarlo a una red wifi. Es verdad que las compañías nos dan una cantidad al mes para consumir, pero gastada esa cantidad las compañías nos ofrecen dos modalidades: pagar más por un suplemento de datos con un gran ancho de banda, o bien que se reduzca.

Pagar más nadie lo quiere, con lo que lo más probable es que gastados los datos de nuestra tarifa se nos reduzca el ancho de banda, que según la compañía puede ser un gran trauma, incluso para enviar algún mensaje de texto. En 2016 Movistar reducía a 16 kbps, Vodafone y Orange a 32 kbps, Yoigo a 128 kbps y Jazztel a 64 kbps. Teniendo en cuenta que las emisoras de radio por internet emiten entre 32 y 96 kbps y que la tendencia es a reducir el ancho de banda, solo hay que mirar si nuestra compañía nos permite seguir utilizando este método de recepción. Actualmente podemos despreocuparnos de eso debido a la posibilidad de contratar las llamadas tarifas ilimitadas.

¿Y fuera de España? La historia es muy diferente, y si no escuchad el mismo tipo de autopromoción de la emisora londinense Gold del mismo año:

Indicativo Gold London.

Onda Media, Radio Digital (DAB), TDT, satélite y por internet. La recomendación cambia un poco.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.