Si pensamos en Paris seguro que nos viene a la cabeza uno de sus símbolos que lleva, además, el nombre de su arquitecto: la torre Eiffel. Si habéis pensado en la barra de baguette es que tenéis hambre. ¿Por qué recuperar ahora la emblemática torre metálica? Porque desde el 15 de marzo de este año pasa a tener 330 metros de altura gracias a la radio. Si hay que ponerse reivindicativo fueron las comunicaciones las que salvaron esta construcción y ampliaron su altura.

Hagamos un poco de historia: el 31 de marzo de 1889 se inaugura la entonces llamada ‘Torre de los 300 metros’, medida que estaba prevista pero que se amplió a los 312 metros porque se le colocó un mástil en el que ondeaba la bandera francesa. Durante los primeros años del siglo XX se instalan las primeras antenas de telegrafía, seguidas en 1935 de las de televisión aprovechando el mástil de la bandera, que por entonces ya se había retirado.

En 1949 no solamente el mástil, toda la zona de la corona de la torre estaba plagada de antenas, ya fueran de la policía, de los bomberos y unas nuevas de televisión, con emisiones de alta definición de la época con 819 líneas, que se colocaron en todo lo alto y que hicieron que midiera un poco más de los 312 metros.

Tras el incendio de 1956 se reconstruye la parte superior, colocando un nuevo mástil que la hace llegar hasta los 320,75 metros en el que se colocan, por orden de abajo a arriba, los emisores de frecuencia modulada y los de tres cadenas de televisión de 819 líneas además de la cadena de la radio televisión pública francesa. A lo largo de los años estos paneles se fueron modificando para cubrir la oferta existente de televisión y de radio hasta que, en el año 2000, la torre llega a los 324 metros gracias a la nueva ampliación que tendría los emisores UHF de la televisión digital terrestre, llamada TNT en Francia.

La última de este año la hace llegar a los 330 metros y permitirá instalar los nuevos emisores de radio digital DAB+ para mejorar la cobertura de 13 emisoras en la zona de la capital, que se suma a los 30 canales de televisión y 32 de radio de frecuencia modulada.

Sí, habéis leído bien, una ampliación que incluye los emisores de radio digital, ya que en Francia la llevan implantando desde 2014, aunque su verdadero empujón se empezó a dar en 2018. Bueno, un empujón lento pero que está consolidándola con una buena cobertura en todo el país con la idea de llegar al 50% de la población a finales de este año, emitiendo una oferta de 25 emisoras a nivel nacional junto con un buen número de ofertas locales.

Por si a alguien le da envidia.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.