Si hace unos días comentaba una serie que era la radio en la televisión, hoy me voy a permitir el lujo de meter el cine en la radio. Eso sí, a través de la crítica, que para eso estamos la mayoría de las veces. Porque comentar los estrenos de la cartelera de la semana no siempre se centra en los diarios o revistas especializadas. Los magacines radiofónicos también le han dado la importancia que tiene, algunos a su manera como veremos ahora.

El primero que me viene a la cabeza es Eduardo de Vicente, al que conocí en los tiempos de ‘Arús con Leche’ en Cadena Catalana y después en Radio Minuto, aunque con Alfonso Arús se centraba más en las recomendaciones de lo que se emitía durante el día en televisión. Tiempo después se fue con Julia Otero, con la que ha estado hasta hace un par de años, y ahí sí tocaba los estrenos de la semana en las salas de cine. Su tono desenfadado hace que todo el mundo entienda de qué se está hablando, con unas calificaciones y recomendaciones muy directas, aunque por su tono de voz ya indica si la película le gusta o no. Y un apunte: le gustó mucho ‘La la land’ y no le gusta el doblaje.

El segundo lo calificaría como el gentleman de los críticos: Carlos Boyero. Trabajando en la sinergia de grupo que es el diario ‘El País’ y la Cadena SER, actualmente en radio se le puede escuchar en ‘La ventana’ de Carles Francino. Con un tono casi señorial, tranquilo, directo y muy crítico, nunca mejor dicho, acribilla la película dejándola a la altura del betún. Y pocas se han salvado.

Desde el tercer caso me voy a permitir un cambio de estilo: Cándida Villar. De la mano del dúo Gomaespuma esta mujer curtida en muchas situaciones familiares se dedicó, en M80 Radio y en Onda Cero, a hacer crítica del cine semanal de la película que le mandaban ver al cine. Sus explicaciones del argumento con su lenguaje demasiado coloquial, de barrio, hacía que muchas veces uno perdiera el hilo de la historia. Sus calificaciones eran de “muy bonita” a “no me gustó, pero hay que ir a verla”. Pero la finalidad era de pasarlo bien con ella. Y recalco esto último, CON ELLA. Y que siga cumpliendo años, más allá de sus recientes 90.

Y el último viene del mismo palo de Cándida, aunque este tiene otra historia: John Lane, alias ‘El pollito de California’. Originario de San José, California, Estados Unidos, más que nada por ir detallando si alguien no lo sabía, cayó en manos de José Antonio Abellán que le vio potencial para el humor. Si Cándida tiene un lenguaje coloquial, ‘El pollito’ habla en caló, el único español que aprendió cuando vino a España, acabando en las cuevas de Granada. Además de sus narraciones, con las que también a veces te acabas perdiendo, Abellán lo atonta con un montón de preguntas sobre la película y, muchas veces, con otras cosas que únicamente tienen que ver con la vida personal de ‘El pollito’.

Ahora que comiencen vuestras críticas.

Por jmpontes

Un comentario en «Crítica, de cine en la radio, que algo queda»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.