Pepe Domingo Castaño se encuentra de gira en, casi, todos los diarios y emisoras de radio a las que le invitan. De momento a la Cadena SER ni se le espera. Bueno, ha estado en Radio Galicia, pero por Radio Madrid no. ¿El motivo de tanto movimiento? La editorial Aguilar le ha editado un libro, su autobiografía personal y mediática de la que daré cuenta en unos días. El domingo se publicó en el diario Levante una entrevista que han tenido con él, aprovechando que estaba en Valencia de promoción. Y como siempre le preguntan por el pasado, básicamente lo que hay escrito en el libro, y por el presente y futuro de la radio. No es el primero al que le preguntan estas cosas.

Sobre el tema del futuro de la radio Pepe Domingo contesta que parece estar, en parte, en televisar lo que pasa en el estudio de radio, pero que eso pierde el encanto que tiene el medio y que le ha perseguido desde su nacimiento: imaginar lo que está pasando. Y sí, tiene toda la razón. Ya he comentado anteriormente que como espectáculo televisivo no está mal. Ver lo que se hace y cómo lo hacen puede tener su atractivo. Pero visto uno, vistos todos. Y eso no lo arregla el estar cambiando el decorado del estudio cada cierto tiempo para al menos no perder atractivo y dar la sensación de modernidad. Que se lo digan a COPE con la especie de nave de Star Trek que estrenaron a finales del año pasado.

La radio es sonido. Y se acabó. Si el invento es televisarla, entonces nos encontramos con que no hay ideas para atraer a nuevo público. Algo parecido pasa en cine y televisión cuando vemos que las novedades son rescates de series o películas antiguas: se pueden hacer todo lo bien que se quiera y pueda, pero alguien no se ha estrujado mucho la cabeza.

También comentan en la entrevista que hay muchos jóvenes periodistas que les gusta el medio radio, a lo que Pepe Domingo contesta que estos deben aportar algo nuevo. No sirve hacer copias de lo que existe actualmente. Hay que cambiarlo, reinventarlo. La frase que resume esta idea es “no tenéis que limitaros a hacer radio simplemente”. Y aquí un servidor apostilla que si les dejan. Se sabe que un nuevo proyecto radiofónico necesita tiempo ya que el resultado de las audiencias es cada 4 meses, no es instantáneo como en televisión. Y se necesita un rodaje, una confianza. Y veo que actualmente lo que preocupa es mantenerse. La crisis económica es la que manda, y lo mejor es dejar lo que hay, que ya funciona, y condimentarlo con algo … por ejemplo, con la televisión.

Ya lo dijo el Enrique Campo del Grupo Risa: “La radio es imagen”. Amén.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.