Llevamos unos días en los que el panorama radiofónico catalán está tomando otra forma debido a la oferta de gestión de Nicola Pedrazzoli de la cadena autonómica de la Cadena SER y de quién explotará en el futuro la frecuencia 104.2 MHz de Barcelona. Bueno, quizás exagero con lo de “está tomando otra forma” ya que es más que probable que todo se quede igual. “El tiempo nos da la razón”, decía el anuncio de Zanussi.

Sabemos algo más sobre el tema de qué pasará con la cadena SER Catalunya, la primigenia Ona Catalana, ya que según publica el diario Ara Pedrazzoli podría explotar algunas de las 18 frecuencias con las que se compone la cadena. Bueno, son 17 frecuencias, alguna de túneles se debe colar en el listado final. La fecha de estreno sería el 11 de septiembre próximo, teniendo como estrella a Frank Blanco, un exPRISA desde 2013 cuando, según él, forzaron su salida. Se llevaba comentando su vuelta a la empresa donde estuvo tanto tiempo desde hace un par de años, cuando su mujer entró de nuevo en la SER. Pero de aquello al final nada, aunque ahora podría volver de forma indirecta ya que la gestión, no se sabe de qué manera, estaría en manos de Pedrazzoli y a PRISA le interesa que haya alguna relación con la actual SER Catalunya donde ahora está Josep Cuní con su matinal y, en teoría, debería volver en septiembre.

Y aquí entra la elucubración. ¿Y si el 104.2 MHz del Grupo Joly sirviera hasta 2025 como soporte a esa nueva cadena o para recoger a Josep Cuní? La frecuencia está en alquiler, ya que la venta no está permitida por contrato de la licencia. Según el diario Ara Carlos Herrera estuvo a punto de comprarla por 2 millones de euros, la cantidad más alta que se ha ofertado, pero existe otro pretendiente, el portal catalán elNacional.cat, para la creación de otra cadena, aunque también preferiría la venta ya que emprender un nuevo proyecto con casi tres años vista en alquiler puede que no sea rentable. Recordad que la concesión de la licencia acaba en 2025.

Como insinuaba en una entrada anterior, entrar en el mercado catalán con una nueva cadena teniendo actualmente a una RAC1 potentísima y una Catalunya Ràdio de segundona a mucha distancia del tercero, es complicado. Eso sí, de RAC1 lo potente es Jordi Basté y Toni Clapés ya que lo demás se equipara bastante a su competidora, de donde salieron los dos hace años por la gestión de Montserrat Minobis en la radio pública.

Por el momento Pedrazzoli sabe que es complicado entrar en competencia directa con RAC1 y Catalunya Ràdio, así que la pretensión es crear una comunidad entorno a la radio y la televisión del grupo. Teniendo en cuenta que esta última tiene unas audiencias bastante bajas, auguro que a la radio tampoco le vaya a ir mucho mejor. Por eso comentaba que lo mejor sería contratar a alguien con gancho de Catalunya Ràdio y así tener un aliciente, pero actualmente las voces de la radio pública catalana no tienen un gran atractivo, al menos como gran fichaje. Con lo que RAC1 se convertiría en el mercado potencial, pero lo dicho, solo hay dos nombres con fama.

¿Por qué el mercado catalán está tan polarizado en dos ofertas? Pues porque han sabido ganarse a un público que, al fin y al cabo, les gusta que les hablen de ellos mismos, una especie de endogamia mediática, de la manera que una persona me comentó hace mucho de cómo tenía que ser una radio local: que informe de lo próximo, de lo cercano. Y como idea no está mal, aunque alguno pensará que en esa manera de hacer también es posible que influya la política. Es posible.

La Cadena COPE intentó entrar en el mercado en catalán comprando la Cadena 13, una emisora mixta generalista/musical, y no le fue bien. Quizás porque era la COPE la que estaba detrás, porque en sus últimos meses Cadena 13 ya no tenía gancho o las dos cosas a la vez. Ahora PRISA está con la herencia de Ona Catalana, y los diferentes inventos que ha tenido no lehan salido bien. Quizás porque es la Cadena SER la que está detrás, quizás porque Ona Catalana pretendía ser una gran cadena que quería llegar a lo local, pero esta idea era demasiado pretenciosa en lo económico y no le dio tiempo a darse a conocer lo suficiente. Y más con una RAC1 que le ganó rápido en este terreno desde el minuto cero centralizando sus emisiones. Ese fue su ahorro para después tener lo que tiene, aunque me gustaría ver el balance financiero, del que se sabe poco. Y aquí entrará la segunda parte.

Por jmpontes

Un comentario en «Competir con la radio en tierras catalanas (I)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.