La radio en verano se convierte en un terreno de intentar hacer más de lo mismo, pero sin la intensidad que impera en temporada alta porque la audiencia decrece por aquello del buen tiempo y las vacaciones. Todo esto está más que explicado hace unos días. Ahora toca poner un ejemplo concreto, que quizás rompe con lo estándar establecido en estos casos, con el sustituto de Julia Otero en período estival, que no es su segunda Mari Carmen Juan que ya hace esa labor entre septiembre y julio.

Lleva bastantes años haciendo esta labor y al menos por mi parte ha generado una admiración que aun dura. ‘JELO’, siglas de ‘Julia en la onda’, se transforma en ‘JELO en verano’ y el encargado de conducirlo no está dentro del grupo próximo de Julia Otero. Se trata de Arturo Téllez que desde su Asturias ejerce la labor de jefe de informativos en esta comunidad autónoma para Onda Cero y las tardes de verano hace la sustitución estival. Desde primera hora de la mañana hasta última de la tarde en la emisora de Oviedo. Un todoterreno mediático.

Ejerce la labor sustitutoria desde el año 2009, y ahí sigue. Algo debe hacer bien para que no le hayan movido del cargo. Quizás su trabajo de jefe de informativos desde 1999, aunque sea a nivel local, le da la suficiente trayectoria profesional como para saber qué se debe hacer en cada momento: si son informativos, información; si es magazín, entretenimiento. Y sí, si se le escucha cumple con la labor. Punto positivo para Onda Cero y para Arturo Téllez.

Aunque quien escuche ‘JELO en verano’ lo recuerde por una sección semanal, que se emite los viernes, que se llama ‘Choque de generaciones’ donde Arturo Téllez reúne a su equipo de Madrid compuesto mayoritariamente por gente que empieza en el medio.

La mecánica de la sección es un concurso interno, de preguntas y respuestas, en el que se valoran los conocimientos que tiene la parte ‘pureta’ con la generación más joven del equipo del programa. Nada del otro mundo pero que sirve de divertimento entre los integrantes del programa y así ofrecer algo diferente al oyente. Las preguntas van desde las costumbres coloquiales hasta personajes reales o de ficción de todas las épocas, aunque cada grupo generacional realiza cuestiones de las que domina, a veces muy rebuscadas. Es lo que tiene mantener una sección de este tipo durante muchos años, los temas relevantes se acaban pronto y se echa mano de pequeñas argucias.

Todo sirve para reflejar el cambio generacional que hay entre los dos grupos representados: los jóvenes controlan algo, no todo, de lo que hablan los viejos del lugar, mientras que estos últimos andan muy perdidos de las historias de los noveles en el medio. ¿Os recuerda algo esta situación?

Arturo Téllez, quizás sin quererlo, lleva años con un ‘Choque de generaciones’ que representa a la perfección la desconexión y poca afinación existente con los veinteañeros que entran en el medio. No creo que sea una sección revulsiva para rejuvenecer la audiencia de la radio ya que está más encarado a ofrecer las diferencias a los oyentes adultos.

Los nuevos valores están para intentar abrirse un posible camino laboral en la radio, que ya está bien eso de dar la oportunidad a nuevas voces, pero que no les dejan crear un nuevo estilo que quizás mejore los resultados de la media de edad. Todo continua igual ya que quien dirige el cotarro ya tiene tablas en la radio. En la radio que se hace actualmente y que sabemos que si sigue así no tiene buen futuro.

Otro día tocará el tema de crear acrónimos de los nombres de programas. ‘Julia en la onda’ es mejor que ‘JELO’, aunque lo de ‘Julia en la onda en verano’ quedo peor que ‘JELO en verano’. Y, por cierto, en el ‘Choque de generaciones’ hasta la fecha únicamente han ganado los jóvenes.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.