Alguien me dijo una vez que si le tenían que hacer un homenaje, que se lo hicieran en vida, que después de muerto uno ya no los disfruta o puede tener la opción de menospreciarlos. Aquella filosofía me gustó y la tengo como una de mis máximas … que no de FMs (chiste mediático muy malo).

El pasado martes 30 de noviembre el Govern de la Generalitat hizo pública la distinción de las Creus de Sant Jordi del 2021. De entre todos los nombres me paro en Pau Gasol, Francisco Ibáñez y Alexia Putellas. Hay dos más, estos vinculados al mundo de la comunicación: Mònica Terribas y Justo Molinero.

De Mònica Terribas destaca en la nota de prensa “su trayectoria profesional”, desde Cadena 13 hasta Catalunya Ràdio, pasando por Televisió de Catalunya. Es en este medio donde empezó a tener una gran fama de excelente periodista con el programa ‘La nit al dia’ (‘La noche al día’) donde, entre 2002 y 2008, analizaba muy escrupulosamente la actualidad diaria, con entrevistas en las que, en algunos casos, ponía en apuros al entrevistado para que le contestara lo que ella preguntaba.

Mònica Terribas

Tras el período en el que dirigió la televisión autonómica catalana, acaba en Catalunya Ràdio para presentar ‘El matí de Catalunya Ràdio’ tras la salida de Manel Fuentes. Es quizás esta etapa la que menos me gustó por su deriva de activista política, aunque alguien dirá que si te paseas por el dial todos los son. Pero este no es motivo para que una trabajadora de una empresa pública se termine decantando por una opción, acabando con el que debería ser el principio de todo aquel que quiere trabajar como periodista: la imparcialidad. Brilla por su ausencia.

Con Justo Molinero voy a ser más extendido. A él se le concede por el “reconocimiento de su aportación al panorama audiovisual catalán”. Vamos a verlo.

Justo Molinero

Comenzó a finales de 1981 montando una emisora de radio en frecuencia modulada desde Santa Coloma de Gramenet para prestar servicio a la relación taxista-cliente en cuanto a objetos perdidos u otros menesteres durante el Mundial del año 82. Aquella emisora se acabó llamando Radio Teletaxi. Todo ello salpicado con un estilo musical con el que se ganó, mayoritariamente, a los inmigrantes andaluces, que se acababan informando en las horas en punto con conexiones a la entonces Ràdio Barça-Cadena 13 (es probable que Mònica Terribas también saliera por esta antena).

Aprovechando esa fama, monta su primer festival flamenco en 1985 que se acabaría realizando en la Plaza Monumental de Barcelona, y a la que TV3 tuvo que ir a grabarlo casi obligada, por “petición popular” promovida por Justo Molinero, para emitir un resumen semanas después, un sábado por la mañana, en horas que no constituían su programación regular. Aquello no era del estilo de la televisión catalana. Ni aún hoy día.

Hasta que llega diciembre de 1986 cuando recibe la orden de cierre por parte del Gobierno Civil de Barcelona, ya que carecía de concesión administrativa. Aquello generó ciertos movimientos tanto políticos como empresariales para poder aprovechar a toda la legión de oyentes que tenía y que se quedaban huérfanos de su “tito Justo”.

En cuanto al punto de vista empresarial, Josep Maria Ballvé le pone a su disposición la emisora Radio Mataró, que pasa a llamarse RM Radio. La Generalitat le concede en 1991 la frecuencia de los 97.7 MHz de Rubí para recuperar la marca Radio Teletaxi, que tiempo después volvería a Santa Coloma. Este hecho algunos lo consideraron un regalo político. Que cada uno piense lo que quiera.

Con la normativa de tener el 25% de la programación en catalán, Radio RM y Radio Teletaxi lo acaban cumpliendo conectando por las noches con Catalunya Informació, la emisora todo noticias de la radio pública catalana. Había otras posibilidades, pero se escogió esa.

Pasan los años y se siguen celebrando acontecimientos masivos como festivales musicales y ‘mega-ballades’ sardanistas, a las que acuden buena parte del estamento político y de partidos muy diferentes. Estos pescan en cualquier sitio.

En el año 2000 se le adjudica el dudoso honor de “crear” el llamado Plan Piloto, la ocupación de frecuencias con el consentimiento de la Generalitat, ampliando su cobertura a casi toda Cataluña. Aquello acabaría creando el Plan Técnico Nacional de 2006.

Obtiene 2 licencias de DAB para Cataluña … que al pasar de los años han quedado en nada. Crea Teletaxi TV en 2004, consiguiendo tiempo después tres licencias de TDT, ninguna de ellas para el área de Barcelona, pero amplía la zona de cobertura de una para poder llegar a dónde se quería llegar. Si nadie se queja …

La televisión acaba cerrando en 2015 por decisión empresarial al perder una de las concesiones de TDT. Más se perdió en Cuba … o no, ya que este mismo año cierra la venta de la frecuencia de Radio RM en Barcelona, que se la lleva Atresmedia. El por qué de este último movimiento crea varias leyendas, de las cuales no me voy a ocupar

Y desde entonces opera únicamente con Radio Teletaxi, con la que empezó, su marca de toda la vida, con la idea que dijo aquel del “andalú pero integrao”, aunque tengo algún familiar oyente suyo de toda la vida que no ha terminado de entender el concepto.

Y ahí está con su emisora, “la del tito Justo”, una personalización de la empresa que durará mientras él viva, y que sea por muchos años.

En resumen, enhorabuena a los premiados y que pongan los galardones en sitios que se vean y den notoriedad. Aunque para estos casos prefiero el gesto de mi admirada y desgraciadamente desaparecida Rosa Maria Sardà, que acabó devolviendo su Creu de Sant Jordi porque se la entregó aquel Jordi cuya familia enviaba “misales” a Andorra. Eso sí, todo presuntamente.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.