La radio a nivel nacional tiene a sus personajes famosos como Julia Otero o los Carlos Herrera, Francino y Alsina por poner unos ejemplos. A nivel autonómico o local también existen, aunque su fama no sale mucho más allá de su territorio. Llegar a ese mérito solo se consigue por realizar un buen trabajo, tener una particular personalidad, las dos cosas a la vez o ninguna de las dos, que de todo hay. Algunas veces encumbramos como ídolos a verdaderos chabacanos. No voy a entrar en detalle a qué nivel pertenece la persona de la que voy a hablar, que cada uno saque sus conclusiones.

Una de las noticias de los últimos días trae a colación al periodista Pedro Morata, antiguo director de deportes de Radio Valencia Cadena SER, que ahora está en la Cadena COPE y al que conocí con su programa por recomendación de mi amigo Rubén Martín. La historia mediática de Morata tiene miga, y está contada por él mismo en su canal de Youtube. Pero intentaré hacer un resumen saltándome bastantes cosas. Que el periodista cuente noticias es normal, pero cuando el periodista es el protagonista de la noticia, algo va mal y eso fue lo que le pasó a Pedro Morata en los últimos meses de estancia en la SER. ¡AVISO! Quien quiera ver el video que prepare dos horas y media.

Pedro Morata ha estado casi toda su vida laboral en la Cadena SER, primero en Radio Águilas, la emisora de su localidad natal, desde 1985 hasta 1992 cuando pasa a Radio Valencia donde estuvo contratado hasta 2020 buena parte del tiempo como jefe de deportes de la emisora.

Todo viene a colación por el programa ‘SER Deportivos Valencia’ del 13 de marzo de 2019 donde Morata habla del centenario del Valencia Club de Fútbol por no facilitar el trabajo de la emisora para poder celebrar el aniversario del club. Aquel día hubo mucha crítica y pocos anuncios en el programa, y de esto último viven las radios comerciales. No era el primer día que pasaba, ni lo de crítica ni lo de la publicidad, pero aquello no sentó bien ni en el Valencia ni en la SER.

Desde entonces comienza un particular proceso. Se le abre al día siguiente expediente informativo por el contenido del susodicho programa además de comunicarle que de lo del día de antes no se podía volver a hablar en antena. Semanas después Morata presenta alegaciones al expediente que se acaba resolviendo en contra suya, estimando por parte de la Cadena SER que se ha cometido una falta muy grave y que la dejan en grave con una penalización de 11 días de suspensión de empleo y sueldo de forma inmediata. El periodista acaba recurriendo la sanción y presenta una demanda laboral en mayo de 2019. Y así está hasta febrero de 2020 cuando se celebra el juicio que acaba ganando el periodista.

En mayo de 2020 y con el confinamiento en primera plana informativa, la Cadena SER opta por realizar un ERTE de dos clases: suspensivo de dos meses y de reducción de jornada laboral. Pedro Morata, jefe de deportes de Radio Valencia, acaba entrando en el ERTE suspensivo de dos meses. Según él dice, el único responsable de la cadena que entra en esta medida.

Semanas después le informan que le relevan de su cargo, del programa de radio, le bajan de categoría laboral y de sueldo. Es el momento en que Pedro Morata decide que se tiene que ir de la Cadena SER, cosa que consigue en noviembre de 2020.

Desde entonces ha estado, mediáticamente hablando, en sus canales de Youtube y de Ivoox. Ahora llega el momento de dar el paso que buena parte de sus compañeros hicieron en 2010: toparse con la Iglesia. Aviso al Grupo Risa: Pedro Morata da juego.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.