Llevaban un tiempo extra en los cargos, pero al final ha sucedido lo que tenía que suceder. La CCMA quería nombrar nuevos directores para sus departamentos de radio y televisión mediante ‘una maravillosa idea’ que han descubierto algunos entes públicos que es la de convocar un concurso público para cubrir esos puestos. Pero para ello había que echar a los que estaban, con lo que Vicent Sanchís y Saül Gordillo han dejado de ser los directores de TV3 y Catalunya Ràdio respectivamente, a los que se le ha añadido la recolocación de los jefes de informativos David Bassa, del departamento televisivo, y Francesc Cano, del departamento radio.

Hasta la resolución de la convocatoria, que será antes del 30 de septiembre, se ha nombrado a Sigfrid Gras como director de TV3 y a Jordi Borda para el mismo cargo en Catalunya Ràdio, los dos de forma interina y que hasta ahora eran los adjuntos a dirección. Se ha cumplido aquello de que ‘los segundos serán los primeros’.

Quien quiera puede presentarse al concurso, siempre y cuando cumpla al menos estos dos requisitos principales:

  • Haber tenido una experiencia mayor de cinco años en el ejercicio de funciones de administración, alta dirección, control de asesoramiento, o funciones de responsabilidad similar ya sea en entidades públicas o privadas, a poder ser en el sector audiovisual o en medios de comunicación.
  • Presentar una propuesta de objetivos sobre la organización y la actuación de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, teniendo en cuenta el contrato programa existente.

Que no queden fuera los de titulación universitaria superior, nacionalidad española o de algún país miembro de la Unión Europea (británicos absteneos) y conocimiento de las lenguas oficiales de Cataluña que, si hay que ser rigurosos, son el catalán, español y occitano, además de inglés.

Y como todo medio público que se precie, será un estamento gubernamental, en este caso el Consell de Govern pertinente, el que escogerá entre todos los candidatos presentados a partir del asesoramiento que realizarán seis personas que formarán la llamada ‘Comisión de valoración’ y que serán profesionales expertos independientes y de prestigio reconocido en el ámbito académico o del sector o medios audiovisuales. Estas personas serán anónimas hasta la resolución del concurso.

Lo mejor que se puede decir en estos casos es que esperemos que nombren al mejor de todos, pero siendo un medio público que, quieras que no, está controlado por el sector político no me espero nada bueno. Y aquí me acuerdo de unas palabras que dijo Artur Mas cuando, en los tiempos que se discutía de la influencia política que tenían los medios autonómicos como Telemadrid o Canal 9, le preguntaron si TV3 era una televisión política a lo que contestó “sí, es una televisión política, pero se nota menos”. En aquellos tiempos y hoy hay gente que no tiene la misma opinión.

Los dos nuevos directores que salgan tendrán por delante, desde mi punto de vista, los siguientes trabajos:

  • Para televisión plantearse si es necesario mantener cuatro señales con cinco canales (uno es compartido) teniendo en cuenta la alta audiencia que tiene TV3, por el tema que sea, y la baja que tiene el resto. ¿Hace falta mantener un canal de deportes que gran parte del día emite documentales? ¿Hace falta tener un canal cultural que emite únicamente en horario nocturno para los trasnochados?
  • Y en radio hay que mirar una remodelación del sistema, tanto técnico como programático. En el apartado técnico, reducir el número de frecuencias utilizadas. Si se tiene que cambiar a DAB, se cambia y el facturón eléctrico se reduce. Por lo programático, ¿es necesario mantener cuatro canales de radio para equipararse a RNE o a la BBC? Bueno, esta última tiene más.

Dudo mucho que abarque estos temas y se centre en otros como el de potenciar los medios digitales, cosa con la que se les llena mucho la boca a todos para quedar como los reyes del mambo. Para todo ello hay que tener una estrategia bien planificada y no gastar el dinero público a lo tonto … bueno, también está la financiación de la publicidad, pero esta no abarca todo el dispendio.

A la espera quedamos de ver cómo queda resuelto el asunto, que me parece va a ser más de lo mismo, pero con transparencia, vocablo muy utilizado por los políticos actuales. ¿Por qué será?

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.