El periodista deportivo Siro López ha sabido aprovechar de manera muy correcta los beneficios que pueden dar las redes sociales, y sobre todo Twitch, donde han ido a parar gran parte de los youtubers por encontrarle una serie de beneficios, aunque el directo lo hagan en la primera, donde queda registrado durante un tiempo, y después lo suban grabado y editado a la segunda, donde queda a perpetuidad, mientras nadie diga lo contrario.

En su canal Siro López ha conseguido una buena fama, y eso que su edad desborda con creces la media de sus compañeros de Twitch, un aliciente para que te comiencen a considerar un carca, sin llegar a averiguar qué puedes ofrecer. Y en esto radica su éxito: hace y dice lo que le da la gana. ¿Qué cómo sé que tiene éxito? No hay más que ver la presentación de su canal donde el patrocinador abulta tanto como la imagen de Siro y de su entrevistado, cuando lo tiene.

Hace unos días tuvo a Alfonso Arús, la persona que me reconcilió con la radio en 1987 cuando dando vueltas al dial de onda media en un sábado por la mañana me lo encontré y desde entonces lo estuve siguiendo hasta sus últimos trabajos en radio. Lo de la tele es otra historia.

Fueron casi dos horas de entrevista o conversación entre dos amigos, desde los inicios de Antena 3 Radio en Barcelona para después volar muy por encima de la etapa radiofónica más larga que tuvo Arús, la de Cadena Catalana-Cadena Rato, primero en frecuencia modulada, a modo de prueba, y más tarde en onda media. Esta era la tónica habitual en los años ochenta: FM para ver cómo funcionas y si lo haces bien a la OM donde estaba buena parte del negocio.

Arús lleva toda su vida con un estilo muy definido, que le han dejado hacer. Nadie se puede asombrar de que no haga nada nuevo, con lo cual si no te gusta pues no lo contrates, no lo escuches o no lo veas. Lo que está haciendo ahora en laSexta es una idea que llevaba pensando hacerla desde el año 1993 cuando le propuso a Antonio Asensio hacer en televisión una continuación del ‘Arús con leche’ radiofónico. No voy a profundizar mucho porque la vida de Arús da para al menos rellenar alguna entrada para él solo. Me voy a la conversación con Siro López, de donde salieron algunas cosas a comentar.

La experiencia de Arús, mal le pese a algunos, le puede dar el beneficio de opinar cómo están los medios de comunicación. Comenta que la proliferación de otros canales y otros medios audiovisuales con múltiple posibilidad de visualizar contenidos en diferentes pantallas ha hecho que se diversifique el mercado de tal manera que actualmente los medios lineales vayan de capa caída. Arús cree que en algunos aspectos este país es muy inmovilista, yo lo ampliaría al resto del mundo, y eso lo aprovecha un Ibai Llanos para ofrecer una buena alternativa.

Sacó el tema de la censura en los medios, y Arús dice que “los medios de comunicación no tienen censura”. Lo que existe es la responsabilidad del comunicador que tiene que saber qué cosas no puede decir en el medio que trabaja. Bueno, es llamarlo de otra manera. El medio Twitch, por poner un ejemplo, te hace olvidar este punto ofreciendo independencia. Siro López lo corrobora.

Y en cuanto a la radio esta necesita una “sacudida”. No puede ser que todas las fórmulas musicales tengan estructurada su programación de la misma manera, al igual que las generalistas. Puede variar el comunicador y el equipo, pero el aspecto es el mismo si vas cambiando de dial. La radio se ha modernizado poco, le cuesta mucho el cambio, y al final se escoge el que te cae mejor. No hay riesgo para algo nuevo que no se parezca al estilo actual. Y algo de razón debe tener porque no es la primera persona a la que escucho este argumento. La televisión en cambio ha evolucionado mucho en los últimos 30 años en la manera que lo que se ofrece es diferente. Pero aquí añado algo mío: la televisión es la que más está sufriendo la huida de espectadores, y más en lo que se llamaba el prime time nocturno. Así que se ha sufrido una evolución que actualmente ha acarreado problemas.

En resumen, Arús sigue teniendo la cabeza bien amueblada, aunque a alguno no se lo parezca. Y a Siro que siga haciendo lo que le dé la gana.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.