Hace unos días comentaba muy someramente la historia de idas y venidas del Grupo Flaix al conmemorarse el 30 aniversario de su nacimiento oficial el pasado 3 de diciembre. Primero una cadena, después se crea otra cadena, las dos enfocadas a un público adulto, se catalaniza el nombre por, según las malas lenguas, temas de propiedad de derechos y se reconvierten las dos cadenas para encararlas a un público juvenil. Con este último paso empezaron a tener un éxito que hoy en día mantienen, aunque Los40 siguen siendo los hegemónicos en cuanto a fórmula musical en tierras catalanas.

La cosa es que durante un tiempo desde este grupo de comunicación catalán tuvieron dos negocios más. El primero fue la alianza con el Grupo Zeta para expandir la fórmula de música dance Flaix FM al resto de España. Voy a hacer un poco de historia.

En septiembre de 2000 se estrenaba la emisora del grupo editorial que tuvo el nombre Zeta Radio-Onda Corazón con una programación dedicada a las noticias de famosos, que por aquel entonces aún había. La cobertura estaba más bien menguada, por no decir paupérrima ya que se podía sintonizar en FM en Madrid, Valencia, Castellón, Oviedo y Zaragoza. Espero no haberme olvidado de ninguna más con concesión. Pero aquello duró poco porque en octubre de 2001 se despide a todo el personal de la emisora y un mes después se anuncia el acuerdo de expansión de Flaix FM al producirse la compra del 50% de Zeta Radio por 500 millones de pesetas para reconvertirla en Zeta Flaix.

La idea era seguir el modelo de la cadena catalana del mismo nombre, pero realizando una programación específica desde Madrid. La primera emisión del experimento se produjo el lunes 26 de noviembre de 2001 a través de las frecuencias del Grupo Zeta. Y aquello duró … hasta el 14 de noviembre de 2003 en una primera fase, ya que desde entonces la programación se empezó a realizar desde los estudios del Grupo Flaix en Barcelona sin locuciones. Así empezaba la finalización de un plan que no alcanzó los 500.000 oyentes y los 1.000 millones de pesetas de facturación que se esperaban. La aventura finalizó en octubre de 2004 cuanto el Grupo Zeta encontró un nuevo sustituto a Flaix: la Cadena COPE.

El segundo proyecto que también se quedó en el camino fue el de la cadena de televisión Flaix TV que comenzó sus emisiones regulares en abril de 2001. Su programación: videos musicales y espacios propios enfocados al público juvenil. O lo que es lo mismo: una extensión televisiva de Flaix FM. Toda una novedad que rápidamente se expandió a parte del territorio catalán y que estuvo gestionada por el Grupo Flaix, la productora catalana TBF propiedad de Tatxo Benet y la asociación Òmnium Cultural, que era la que explotaba el canal de emisión en Barcelona. Y este fue el punto que resaltó el Consejo Audiovisual Catalán cuando Flaix TV empezó sus emisiones: el canal carecía de concesión administrativa. Aunque también le pasaba lo mismo a la otra televisión que apareció también en abril de 2001 en Barcelona, City TV, esta propiedad del Grupo Godó y por la sociedad Orfeó Català, que utilizaba el nombre de la emisora televisiva canadiense del mismo nombre mediante un acuerdo.

Pero quiero ir por fases de evolución. Entre abril de 2001 y agosto de 2003 se produce la etapa de expansión con la finalidad de legalizar sus emisiones con el concurso de televisión digital privada en Cataluña que repartía 4 canales en un múltiplex. La segunda etapa está predominada por la regresión ya que la resolución del concurso de televisión digital le concedió al Grupo Godó la explotación del múltiplex entero con las 4 ofertas presentadas, aunque 3 de ellas nunca acabaron realizándose. Con este traspiés por el camino se llega a un acuerdo en mayo de 2004 con el Grupo Godó para que este termine sustituyendo a Flaix TV en todas las frecuencias analógicas por las que emite excepto en Barcelona y que Flaix acabaría explotando uno de los 4 canales digitales obtenidos por Godó. Un proyecto que no acabó realizándose debido a los problemas económicos y que acabó con la venta de la frecuencia de Barcelona al Grupo Vocento en agosto de 2005.

Estos fueron los dos proyectos que intentó crear un Grupo Flaix con grandes expectativas y que acabaron consumidos por la realidad: para tener éxito en la radio debes tener una buena cobertura, y lo de la televisión, y más en Cataluña, es un campo dominado por TV3.

Aún hay gente que espera el regreso de Flaix TV. Que vayan poniendo velas a todos los santos que se pongan de por medio. Alguno hará el milagro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.