Hace muchos años, hablo de finales de los 90, me dejaba caer por tierras gerundenses. Como siempre un receptor de radio estaba en mi mano intentando captar todo aquello que se escapara de lo que siempre escuchaba en la zona donde resido. Una de las emisoras de aquellos lares, la municipal de Cassà de la Selva que por entonces se llamaba Top Gironés, durante el día tenía una radiofórmula propia, pero por la noche conectaba con una emisora cuya selección musical era bastante mejor que la que se ofertaba en horario diurno.

Con el tiempo fui identificando en los jingles su nombre: era Sky Radio, y por la lengua que se utilizaba en varias canciones me daba la sensación de que era alemana. Teniendo en cuenta que internet en aquellos años estaba aún en pañales, me atreví a utilizar uno de los buscadores primitivos y la encontré: Sky Radio, emisora de radio holandesa del estilo adulto contemporáneo, con música que abarca el período desde los 80 en adelante, y emitía vía satélite a través de la posición Astra 19,2º Este.

Dispuse de parabólica antes que internet en casa, al menos durante el período estival, y me fui empapando del estilo de Sky Radio: solo música, con pequeños bloques de publicidad e información del tráfico cada media hora, y noticias en las horas en punto. Y lo que más me chocó era que no había DJs, nadie presentaba ni recomendaba las canciones. Y la música, de todo un poco y en varias lenguas, poniendo como ejemplo a Mecano que ha llegado a escucharse por su señal. Y los jingles, bastante pegadizos, todo hay que decirlo.

Actualmente su estilo sigue siendo el mismo, aunque se le ha empezado a dar más peso a las canciones de actualidad. Y su estilo de radiofórmula, música sin locuciones, ha terminado contaminando al resto de emisoras cuando la tecnología lo ha ido permitiendo. Y ahí es donde reside parte de la gracia de esta entrada: lo que Sky Radio hacía unos 30 años, lo ha terminado haciendo el resto, ya sea por recomendación de consultoras o por razones económicas. El locutor ya no existe, y donde aún resiste es preferible que desaparezca por su nulo conocimiento musical.

Que aún de vez en cuando siga escuchando Sky Radio no significa que me gustan las radiofórmulas ‘todo música’. Para un rato o para saber qué van haciendo o poniendo, no está mal. Pero escuchar un tema que me pueda gustar y no tener ni idea de quien canta ni el título del tema molesta. Y sí, esa información se puede ver en la señal streaming de bastantes emisoras de radio, pero si me pongo a escuchar, escucho, no leo.

Seguiré con Sky Radio en los momentos que me apetezca, pero que el resto no tome nota.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.