Desde la pasada primavera la Cadena COPE en Cataluña ha dejado de tener el apellido ‘i Andorra’ ya que la frecuencia del 101,5 MHz de Andorra La Vella propiedad del Diari d’Andorra ha pasado a emitir la programación de una nueva emisora musical llamada Ràdio 24, bajo la dirección de Lluís Quintana, una persona que ha estado vinculada con todas las emisoras comerciales de los años 70 y 80 de Barcelona y que en Andorra ha estado en el semanario Andorra7 y como jefe de programas en la RTVA.

Ràdio 24 es una selección de 9000 canciones que abarcan el período desde los años setenta hasta los 2000, lo que viene siendo un estilo adulto contemporáneo, teniendo en cada hora una canción de un artista andorrano. Y hasta aquí la descripción de los hechos.

Si la intención es crear una fórmula musical lineal y que te diferencie del resto de las existentes lo único que debes hacer es echar una ojeada y aprender de lo que no hay en el mercado. Lluís Quintana ha aprendido, se ha aplicado el cuento y ha creado una fórmula que es un ‘totum revolutum’ en que, supongo, ha primado el gusto musical del creador pareciéndose más a una playlist particular que no a una radiofórmula con cara y ojos.

Otro de los aspectos que ha terminado aprendiendo es la no inclusión de locutores o DJs. Según Lluís Quitana en declaraciones a Diari d’Andorra “te explican cosas obvias y que ya se saben”, por lo que si quieres conocer qué estás escuchando se invita al oyente a visitar la página web de la emisora donde aparecen los datos de cada canción. Novedad no es ya que a la primera que le vi hacer lo mismo fue a la holandesa Sky Radio, otra emisora de ‘solo música’ pero con un estilo pop bastante definido, además de la británica ‘Gold’, otra ‘solo música’ dedicada a los éxitos en inglés de los 60, 70 y 80.

Con esta nueva inclusión en el apartado musical radiofónico compruebo que la cosa va a peor, aunque se reduzca a la frecuencia modulada en el Principado de Andorra, donde compite con Los40, Los 40 Classic, Cadena Dial, Europa FM, Radio 3, Flaix FM, Flaix Bac, RAC105, Andorra Música y la francesa NRJ. Un dial bastante repleto de productos con un estilo bastante concreto. Otra cosa es lo que termine comentando el individuo que esté delante del micrófono cuya finalidad se ha terminado convirtiendo en controlar que el ordenador no falle.

¿Cosas obvias que ya se saben? Un servidor sabe algunas cosas, pero no todas del mundo de la música y siempre me ha gustado escuchar a aquella gente que sabe del tema y que, quiera o no, te termina recomendando cosas que te pueden gustar o que no sabías. Pero hay que resignarse de que este, podría llamarse, servicio que tenían las fórmulas musicales en los años 70, 80 y 90 ahora esté restringido en los podcasts y en las plataformas de streaming, donde se han refugiado los que no han encontrado hueco en la radio lineal.

Por mi parte se pierde otra oportunidad de crear una fórmula con estilo propio. Poner una playlist que se asemeja a las que muchos tenemos en nuestras cuentas de Spotify, Apple Music o Deezer no aporta nada nuevo en un mundo muy digitalizado en el que las nuevas generaciones escuchan música a través de redes sociales. ¿Entonces a quien puede ir dirigida Ràdio 24? Pues a un público adulto reacio a contratar una plataforma de pago y que le gusta escuchar lo mismo todo el rato. Pero hay un problema: la gente se cansa pronto de los formatos repetitivos. O te renuevas o mueres. Y creo que en eso incluso los que tienen música en streaming han aprendido que de tanto en cuanto es bueno incluir o escuchar cosas nuevas.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.