Hace unos meses le preguntaban a Santiago Camacho qué le había pasado con Iker Jiménez, antaño tan inseparables tanto en radio como en televisión, y de golpe y porrazo ni uno menciona al otro. La respuesta fue que sencillamente se dejaron de hablar.

Que no se encuentre bajo el paraguas de Iker le ha terminado yendo bien a Santiago, ya que su podcast “Días extraños” ha ido de menos a más. Desde unos comienzos precarios en 2018 y con una sola voz, hasta dominar el tema del sonido y realizar entrevistas con expertos en los temas que trata. Y todo porque tenía mono de radio. No se sabe de todo y más él que, al menos con Iker, se dedicaba al tema de las conspiraciones, por eso me chocó al principio que empezara esta nueva aventura y más con temas que nunca había tratado, al menos delante de un micrófono o de una cámara.

Tras cinco años y con programa semanal se ha puesto a la altura de su anterior amigo, sin tener la sensación de que se eche algo de menos. Su experiencia a la sombra le ha merecido estar donde se encuentra ahora, como uno de los IVOOX Originals más escuchados de la plataforma. Lo malo que le encuentro, y eso que fue una petición popular en el primer año, es el troceo en secciones, que algunas veces me descoloca a la hora de escuchar el programa completo. Si nadie más se ha quejado, debo estar equivocado.

Una alternativa más que decente en cuanto a los programas de misterio, que durará mientras los oyentes le sigan. Y no son palabras mías.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.