Me remonto a 1992. Aquel año Antena 3 TV emitió la última ceremonia de los Oscar que se emitió en abierto, siendo la primera que salía de las manos de TVE. Desde 1992 quien quiera ver a quien le cae los premios de cine tiene que hacerlo en un canal de pago.

Vuelvo al hilo. Aquel año 1992 Carlos Pumares se encontraba, se supone, en Los Ángeles y en el estudio de Antena 3 estaban Minerva Piquero y Roberto Arce. En un momento de la ceremonia el presentador de la gala, que era Billy Crystal, dio paso al entonces centenario productor Hal Roach que estaba en el auditorio y que había empezado su trabajo en la época del cine mudo. El micrófono que le pasaron no funcionó y estuvo hablando a la nada durante unos 20 segundos. Es entonces cuando Billy Crystal corta la intervención y dice un “Este es el mejor homenaje al cine mudo que podemos hacer”. Carlos Pumares apostilló “se puede odiar todo lo que quieran a Billy Crystal, pero es el mejor a la hora de improvisar”. Pues algo parecido pasa con la persona de la que quiero hablar ahora.

Si uno busca el nombre Mónica Chaparro encontrará su entrada en la Wikipedia donde, salvo decir que es autónoma, cuenta parte de su historia laboral. En el apartado de televisión se la recuerda más por su paso en ‘El informal’ y en ‘Sé lo que hicisteis…’ donde realizaba doblajes de humor de secuencias de películas o de videos de actualidad. Ha tenido más, pero es televisión y quiero hablar de radio, así que voy a ello.

El primer lugar donde la escuché fue en ‘La jungla’ de José Antonio Abellán en Cadena 100, realizando imitaciones y encajando estupendamente con el resto del equipo. O lo que es lo mismo, demostró tener esa personalidad propia que el programa necesitaba, ya que si no lo tenías Abellán te dejaba de lado. En Cadena 100 también estuvo haciendo turnos de fórmula y en los programas de Rafa Escalada, si mi memoria no falla. Que yo la escuchara en Cadena 100 por primera vez no significa que empezara ahí. Su primer trabajo lo tuvo un tiempo antes en SER Guadalajara, su ciudad natal.

De allí pasa a Radio Nacional, donde Juan Ramón Lucas la introduce en ‘La mirada crítica’, pasando de allí a Punto Radio primero en ‘Protagonistas’ de Luis del Olmo y, con la salida de este, en su sustituto ‘Cada mañana sale el Sol’ de Melchor Miralles quien, el último día de emisiones de la cadena le dijo un “para mi has sido un gran descubrimiento”.

Desde hace un tiempo está en Onda Cero en la ‘Mesa de redacción’ de ‘Julia en la onda’, pero para mayor regocijo nuestro Arturo Téllez lleva unos veranos con ella en ‘JELO en verano’ donde le ha dejado una sección semanal que se llama ‘La Lola de Tinder’ donde con una imitación de Lola Flores realiza consejos amorosos para todo aquel que quiera.

Este año Arturo Téllez ha dejado que participe en la sección ‘Choque de generaciones’, ese espacio donde los becarios del programa y los viejos del lugar con mejor contrato que los anteriores se enfrentan con preguntas de temas populares de todos los tiempos. Bueno, los jóvenes de temas recientes y los viejos de temas de antaño. El acierto ha sido más que excelente. Como he dicho antes Mónica Chaparro tiene una gran personalidad y ha demostrado saber dónde está, qué decir, en qué momento hacerlo, en qué momento improvisar, qué preguntar y, sobre todo, qué necesitaba la sección. Así, por primera vez en la historia, tras 15 años de ‘Choque de generaciones’, los viejos del lugar han conseguido ganar la sección. El regocijo de Arturo Téllez ha sido sublime. Espero que haya aprendido la lección y que el año que viene Mónica Chaparro siga en ‘JELO en verano’.

Pero con la experiencia que tiene se merece un programa para ella sola, aunque temo que nadie quiere verlo. O a lo mejor es ella, que se siente a gusto participando en trabajos de otros.

Sea lo que fuere, ¡Arturo! ¡No la pierdas de vista!

1 comentario en «Las resurrecciones de Mónica Chaparro»

  1. Muchísimas gracias por tu artículo, JM. Me ha sorprendido gratamente tu fidelidad a esta humilde locutora, que ama la radio. Aunque vivir de ella sea casi imposible hoy en dia, salvo muy buenas remuneradas excepciones. Ojalá llegue ese momento. El de tener mi propio programa otra vez. Mientras tanto, me siento muy privilegiada de trabajar con Julia Otero y con Arturo Téllez. Dos buenas personas, además de excelentes porfesionales. Lo dicho, gracias. Y lo mejor para 2024.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.