Como decía la nota en redes sociales “El día que jamás queríamos que llegase ha llegado…”. En la madrugada del domingo 17 de septiembre murió Pepe Domingo Castaño. Se acabó escuchar su voz en el inicio de ‘Tiempo de juego’, se acabó escuchar ese elemento llamado publicidad insertado como si de tal manera durante la emisión del programa, se acabó una manera de hacer alegre hasta casi el último momento. Casi muriendo con las botas puestas.

Iba renovando su contrato año a año con la Cadena COPE, por aquello de ver cómo se veía para seguir haciendo su labor que realizaba desde 1988, en el tiempo de ‘Carrusel deportivo’ en la Cadena SER, cuando Joaquín Durán estaba al frente.

En COPE le van a echar mucho de menos y así se comprueba en su web y en sus redes sociales, su casa desde hace 13 años cuando acompañó a Paco González a su llegada a la cadena de la conferencia episcopal. Uno de los puntales del actual ‘Tiempo de juego’.

En la SER se pusieron las pilas a lo largo de la tarde tras un breve recordatorio del fallecimiento del comunicador, ya que al principio solo se le recordaba por su trabajo en ‘Carrusel deportivo’. Y mira que tuvo periplo Pepe Domingo Castaño en esa casa. Comienza en 1964 en Radio Galicia de Santiago de Compostela, de allí va, con alguna que otra no verdad, a Madrid donde acaba estando en Radio Madrid en dos etapas, la primera dura hasta que el director de Radio Galicia pide explicaciones de por qué está trabajando en la emisora central, y la segunda cuando se le rescata en 1973. Desde entonces se le coloca como presentador de los musicales de la casa, entre ellos ‘El gran musical’, con el que gana un premio Ondas.

En octubre de 1983 pasa a formar grupo con Iñaki Gabilondo y Joaquín Prat para presentar el programa ‘Onda Media, aquí la SER’, donde no está mucho tiempo debido al excesivo protagonismo que tenía la parte informativa que aportaba Iñaki Gabilondo. No había disputa, que quede claro, lo único es que Castaño no se encontraba a gusto en el programa por el motivo anterior.

En 1987 su amigo Joaquín Prat le recomienda para que se convierta en el animador de ‘Carrusel deportivo’, pero la dirección de la empresa, entonces en manos de PRISA, decide que es mejor escoger a Andrés Caparrós, que está en el programa entre septiembre y diciembre de aquel año. Es entonces cuando la empresa decide que sí, que sea Pepe Domingo el que ocupe el puesto, un trabajo que hizo mejorar al programa y que ha realizado hasta sus últimos días en la COPE.

Ahora toca ver quién hereda su labor. Y esto va a ser difícil. Y que conste, por si nadie se ha dado cuenta, que Pepe Domingo Castaño ha sido más que deporte. Ha sido comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.