Ahora no toca hablar de radio. Bueno es posible que al final hable un poco de ella. Pero lo primero que quiero hacer es hablar de la televisión por streaming, un elemento comercial que ha ido comiendo el terreno a la televisión por aire o por cable y que se encuentra en bastantes hogares ya sea en su formato gratuito como Pluto TV o de pago como Netflix, HBO, Disney+, … y así puedo estar un ratito con las existentes y con las que están por llegar. Aunque una de ellas es la que ha vuelto a dar la nota y hacer ver que todo aquello que vaya por internet no es el chocolate del loro.

En las últimas semanas y con el comienzo de la temporada de La Liga 2022-2023 se han estrenado dos concesionarios de los derechos de esta competición. Uno es un clásico en estos menesteres, movistar, y el otro uno nuevo que ya lleva un tiempo en el mercado, DAZN. El primero ofrece sus canales de fútbol en su propia plataforma y en Orange donde la televisión se retransmite por el método IPTV a través de réplicas en diferentes servidores, mientras que DAZN lo hace por streaming concentrado en uno o varios servidores donde el número de conexiones es limitado. Y aquí ha venido el problema.

Durante la primera jornada de La Liga los espectadores que veían estos canales por movistar u Orange no tuvieron ningún problema, pero aquellos que quisieron ver los partidos a través de la aplicación de DAZN tuvieron un inconveniente que es el de tener demasiadas conexiones a la vez, con lo que las quejas en las redes sociales se hicieron notar dejando a la altura del betún el buen nombre que había tenido DAZN hasta ahora.

¿Por qué de repente DAZN deja de funcionar correctamente? Pues como he dicho anteriormente: hay mucha gente que se quiere conectar simultáneamente y los servidores de streaming de la compañía no están dimensionados apropiadamente. A al menos nadie quiso ver el problema con antelación. Está visto que los derechos de televisión de la Fórmula 1, Moto GP y la Copa del Rey no han generado la suficiente expectación como para ponerles realmente a prueba.

Seamos sinceros, La Liga es un acontecimiento que mueve mucho público, siempre y cuando quiera pagar por verla, que hay otros métodos casi ‘by the face’ que son poco recomendables. Y para ello el servicio de streaming debe estar lo suficientemente dimensionado como para poder absorber la demanda. Los servidores admiten un número limitado de clientes o usuarios, con lo que si la pretensión es elevar la media que se venía obteniendo es necesaria una inversión que necesite absorber la nueva gran demanda, y eso es muy probable que repercuta en el precio final que se paga por el servicio.

Eso le pasó a la plataforma por streaming de MediaPro TotalChannel que murió por la poca inversión en servidores y en la gran compra de derechos o inclusión de canales que hacía que la demanda se hiciera más grande.

La solución por parte de movistar y Orange ha sido absorber a los clientes de la aplicación de DAZN en las suyas para al menos evitar las molestias a sus clientes. Una solución que ya han planteado que será temporal hasta que DAZN se ponga al día y no ofrezca problemas de conexión.

Bien, hasta aquí el tema televisivo. Ahora viene el tema radiofónico. Todos aquellos que dicen que internet es el futuro tenéis que saber que las cadenas de radio no están dispuestas a contratar servidores que puedan absorber el número actual de oyentes que hay entre la paupérrima onda media y la hegemónica frecuencia modulada. Así que el futuro será o seguir con la FM o apostar por el DAB un año de estos. Lo de internet seguirá siendo un complemento.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.