Desde hace tiempo la asociación de radios comerciales de España, llamada ahora RadioValue, está intentando demostrar que el medio radio es muy efectivo para aquellas personas o empresas que quieran anunciarse. Este año, con lo del Día Mundial de la Radio lo volvieron a sacar con un póster que apuntaba 10 razones por las que la radio es mejor que otros medios.

Según sus estudios el 27% de las marcas destinan parte de su presupuesto para anunciarse en la radio, algo contradictorio para ellos porque lo suyo funciona y rentabiliza mejor ya que su público sí ofrece un retorno de la inversión. Parecer ser que la publicidad de las marcas está más encarada al público joven, los llamados Millennials, que no tienen mucha intención de gastar dinero, y si lo hacen lo realizan en cosas muy concretas.

Aquí venimos a uno de los argumentos que desde las emisoras de radio niegan una y otra vez: no hay audiencia de público juvenil. La radio tiene un público tirando a adulto, incluso las radiofórmulas musicales, precisamente el que tiene poder adquisitivo. El público joven te puede dar fama, y más con su manejo de las redes sociales, pero desde mi punto de vista no se han parado a pensar en ellos, ya que lo que interesa es rentabilizar todo lo máximo posible, teniendo en cuenta el carácter predominantemente informativo que tienen las cadenas generalistas y el de descubrir poco de las radiofórmulas, que acaban mirando qué se cuece cuando está todo hecho.

Ante este panorama la empresa Infoadex, dedicada al análisis de la actividad publicitaria, ha publicado el estudio del año 2023 que suelta los siguientes datos: las emisoras de PRISA Radio han ingresado casi 162 millones de euros, las de Ábside Media unos 111 millones, y Atresmedia Radio casi 75 millones.

Todas ellas aumentan ingresos, aunque los porcentajes se hayan estancado para PRISA y hayan bajado para Ábside y Atresmedia, aunque en Ábside se intuye que los datos obtenidos son bastante mejores que los del año 2022. Es lo que tiene tratar cantidades de dinero y porcentajes, que a lo mejor tienes unos buenos ingresos, pero no terminan de destacar en el conjunto.

Y si en televisión Mediaset y Atresmedia se reparten el 88% de los ingresos publicitarios, en radio las cosas no van muy desencaminadas. A nivel estatal las tres grandes empresas abarcan el 86,5% de los ingresos publicitarios, y si a estas unimos a la catalana RAC1 el porcentaje se eleva al 92,1%. Lo que queda hasta el 100%, para el resto.

Que RAC1 obtenga el 5,6% a nivel estatal, teniendo en cuenta que su cobertura está en Cataluña da que pensar hasta qué nivel tiene fama en su ámbito, consiguiendo dejar a su directa competidora, Catalunya Ràdio, con el 1,7%, aunque esta está financiada también con dinero público.

A pesar de todos estos números sobre ingresos, ninguna de ellas ha terminado de hablar de ganancias. Ya sabemos que PRISA está mal económicamente hablando y van reformulando su deuda de tanto en cuanto. De Ábside se sabe que quieren invertir en el futuro próximo y de Atresmedia Radio queda todo diluido en el conjunto de la empresa. En resumen: la radio es el mejor medio para anunciarse. Los que tienen el dinero, la escuchan. Aunque estos no son esas personas asquerosamente ricas que nos tienen asfixiados económicamente. El mundo tiene sus paradojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.