Siempre digo que lo de conducir es una bendición que podemos tener al alcance de un buen bolsillo que se pueda permitir el gasto de lo patosos que llegamos a ser a la hora del examen teórico y práctico. Los hay muy inteligentes que les ha costado un riñón obtener el carné de conducir. Sin embargo, los hay que no han querido coger un libro en su puñetera vida y el teórico y el práctico se lo han sacado a la primera. Cosas que pasan.

Pero estar al volante requiere una atención máxima a lo que se está haciendo, o sea, conducir. Y por conducir se entiende manejar bien el volante, saber cuándo utilizar el embrague, el acelerador, el freno, el cambio de marchas y además estar atento a todo lo que pasa a tu alrededor, ya que uno no viaja siempre solo en una carretera, autovía o autopista. Uno puede llegar a saber lo que hace, pero intenta averiguar qué van a hacer los que tienes alrededor, si es que hay algún vehículo.

Lo de la radio en el coche siempre se recomienda que se trastee cuando se para el automóvil, al menos si se quiere cambiar de cadena ya que el RDS, quien lo tenga, ya hace el favor de ir sintonizando las emisoras de la misma cadena, siempre y cuando estas existan donde uno vaya.

Todo esto viene a la novedad que ha aportado COPE para aquellos autorradios con pantalla táctil y que sean compatibles con las modalidades Carplay de Apple y Android Auto para los móviles con sistema operativo Android siempre y cuando estos estén conectados al autorradio mediante cable USB. Para el que no conozca muy bien en qué consisten los servicios Carplay y Android Auto, aquí viene una explicación corta: son interfaces de los sistemas operativos de los móviles Apple o Android que permiten manejar con la pantalla táctil del autorradio aquellas aplicaciones compatibles, sin necesidad de estar trasteando el teléfono móvil o estar lanzando a Siri o a OK Google órdenes que acaban como resultado algo que no queríamos.

Pues bien: ya existe la aplicación específica de COPE para los servicios Carplay y Android Auto. Hay que decir que esta cadena no es la primera ya que Radio Nacional de España también tiene la suya desde hace tiempo. Eso sí, la aplicación debe estar instalada en el móvil para que el servicio del autorradio la detecte y permita acceder a su interfaz. Según la nota de prensa de la emisora, así es más fácil y seguro acceder a los directos y podcast que COPE tiene en su aplicación móvil. Y yo añado esto: siempre y cuando funcione. Si no funciona, lo de fácil y seguro se va al carajo.

Es de suponer que entenderéis que todo esto funcionará si se tiene cobertura móvil de datos, ya que sin cobertura ya podemos tener el mejor autorradio y móvil que lo único que servirían en ese momento es para hacer de pisapapeles, o en su defecto sintoniza lo que haya en frecuencia modulada o en onda media, esta última para los nostálgicos.

Soy de los que, cuando quieren, me gusta escuchar la radio por streaming en el coche, pero siempre en zonas de buena cobertura. Ni tan siquiera una autopista o autovía concurrida te asegura tener señal en el móvil todo el rato, y ya ni digamos ciertos tramos en carreteras nacionales, comarcales o locales. Los cortes en la señal de streaming son frecuentes con el añadido que la aplicación muchas veces desiste en volver a cargar el audio debido a la demora en encontrar señal.

Que COPE haya integrado su aplicación a los servicios compatibles de autorradio con pantalla táctil, enhorabuena. Pero no es la solución. Esta pasaría por integrar un servicio de radio que tuviera una gran cobertura y que estuviera disponible en casi todo el territorio estatal. No estoy elucubrando en nada extraordinario ya que esto podría existir y muchos están deseando que se vuelva a activar en España, y este es la radio digital DAB en su modalidad DAB+, la que están utilizando TelTower y HolaDAB en algunos lugares del país ante la pasividad del ministerio correspondiente que no le interesa mover el asunto. Bueno, tampoco hay que echarle la culpa al ministerio ya que las grandes cadenas privadas tampoco quieren mover mucho el asunto y quedarse con las aplicaciones móviles. Dicen que Radio Nacional de España quiere volver a desplegar el servicio de radio digital, pero parece ser que le están dando largas. Repito, dicen.

Así las tiritas de las aplicaciones móviles seguirán vendiéndose como la panacea. En parte lo son porque te adentran en un mundo sonoro casi sin límites, pero tienen dos dependencias: la cobertura y la batería del móvil. Con ellas no es de extrañar que tengamos que estar cambiando de móviles cada cierto tiempo. El calentamiento de la batería, no el global, es lo que tiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.