Que hay bastantes profesionales radiofónicos que están cerca o desbordan la edad de jubilación es más que conocido. Los que están cerca es muy probable que decidan continuar unos años más auspiciados por el éxito, o no éxito, que se disponga. Los que han sobrepasado la edad se mantienen hasta que el cuerpo aguante. Uno de los de este segundo grupo es Pepe Domingo Castaño, el hombre del libro que fue tan cacareado en COPE a principios de año.

Entre ‘Carrusel Deportivo‘ y ‘Tiempo de juego’ Pepe Domingo llega 35 años desempeñando su labor de animador, y en los últimos años renueva su contrato anualmente con COPE comprobando si el cuerpo puede aguantar y si hay ganas de continuar. El día que Pepe Domingo no aparezca en antena se perderán muchos años de experiencia radiofónica que hasta la fecha no ha sabido o nadie ha querido aprender o sustituir con el estilo del maestro. Pero ese día debe llegar.

En octubre cumplirá 80 años y es una gran verdad lo que escuché hace unos meses en una serie documental que estamos a una generación del ser inmortal, o casi. Cada vez hay más gente que llega a estas edades y siguen, algunos intentan, realizar su labor diaria con mayor o menor gloria. Bien es verdad que lo de Pepe Domingo es más talento y ejercicio mental que no físico, pero este no es el plan para que no opte por un más que merecido descanso.

Con la presentación de su libro, el profesional iba diciendo que la radio necesita una renovación, que entren los jóvenes para dar sabia nueva al invento. Los mayores pueden enseñar, pero la sustitución debe llegar en un momento u otro.

Ante tal panorama ya sea COPE o el equipo de deportes ha optado por ofrecer una alternativa que, al menos de momento y si no se tuerce la cosa, tiene pinta de ser el relevo definitivo: Gemma Santos, alias ‘la churri’, y Andrea Peláez. No son nuevas en esto, llevan tiempo realizando parte de la labor publicitaria en ‘Tiempo de juego’, pero en las últimas semanas han tomado un protagonismo lo suficientemente importante, incluso en las promociones del programa, que hace sospechar a más de uno que el proceso ha empezado.

¿Sustituir a uno por dos? No es la primera vez que sucede esto. Hubo un caso en televisión. ¿Alguien se acuerda del ‘Un, dos, tres…’? En buena parte de los años ochenta el programa concurso estuvo presentado de forma magistral por Mayra Gómez Kemp, hasta que tras un buen descanso de años volvió a la parrilla de TVE en los años noventa teniendo como presentador a … bueno, fueron dos presentadores: Jordi Estadella y Miriam Díaz Aroca. Por aquellas fechas a alguien se le ocurrió preguntar a Mayra si la habían llamado para tal efecto, con una negativa por respuesta que se apostilló con algo así como que tuvo que hacer algo bien para que la hubieran sustituido por dos personas.

Así que, con aquella filosofía de Mayra, algo debe de hacer bien Pepe Domingo para que sean dos personas las encargadas de realizar su labor. Siempre y cuando las intenciones marcadas estas últimas semanas desemboquen en algo definitivo. Hay toda una temporada, o casi ¾ de temporada, hasta que Pepe Domingo, ya sea de muto propio o inducido por su equipo, decida renovar o irse a casa con la misión bien realizada.

Sea lo que fuere, parte del trabajo está hecho.

Por jmpontes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.