Cuando uno piensa en esRadio lo primero que le viene a la cabeza, si es que sabe de qué estoy hablando, es a Federico Jiménez Losantos. Una cadena de radio muy identificada con su creador, como le pasa a Radio Teletaxi con Justo Molinero, aunque los dos modelos radiofónicos estén en las antípodas.

Si uno quiere escarbar más, en esRadio hay otros profesionales que, muy probablemente, no tengan el renombre de Federico actualmente. Uno de ellos es Luis Herrero, al que identifico como el hombre tranquilo de la cadena, y eso le viene de largo.

Para el que ande muy perdido Luis Herrero hizo sus pinitos en la radio en Antena 3 en 1982, primero como redactor jefe y después como subdirector de informativos hasta que en 1990 se le requiere pasar al nuevo canal de televisión de la empresa donde recae en el informativo vespertino, aunque en febrero de 1992 pasa al de las tres de la tarde, según en aquel momento, una apuesta que mantenía con Fernando González-Urbaneja, hasta ese momento el presentador del otro informativo.

De esta etapa televisiva fue cuando le descubrí, sobre todo por una frase, que hace unas semanas me la recordó una persona que considero buen amigo, y es “a ver cómo se lo explico yo para que ustedes me entiendan”, a lo que después venía un argumento que te facilitaba el entendimiento de la noticia. No le busquéis la semejanza con el “para que la gente me entienda” de Manolo Lama.

Aunque la frase que se me quedó para la posteridad fue una con la que cerró uno de sus informativos y fue esta: “Llueve en Madrid, los pantanos de España se llenan”. Le recuerdo diciéndolo con una sonrisa burlona.

Tras el movimiento empresarial que hubo en Antena 3 en el verano de 1992, se va a la cadena COPE junto a Antonio Herrero, José María García y Federico Jiménez Losantos. A Luis Herrero le tocó hacer ‘La linterna’ desde septiembre de 1992 hasta que fue designado sucesor de Antonio Herrero en las mañanas de COPE tras la muerte de este, tras un breve concilio. El cambio no le llegó a gustar mucho, posiblemente porque lo de madrugar no va mucho con él.

Los que le han visto trabajar en COPE comentaban que al llegar la hora en punto salía del estudio y que su regreso, al sonar la sintonía del programa, no era todo lo rápida que se pudiera esperar, ya que su paso era calmado y con la siguiente frase en la boca: “no pienso correr”.

También en COPE le tocó hacer uno de los encargos más surrealistas que haya hecho. Ante la salida de Carlos Herrera de Radio Nacional, la dirección de la casa decidió que fuera Luis Herrero el encargado de consultar al almeriense si estaba dispuesto a volver a la COPE, cosa que hizo y de la que pasó informe a la dirección. Hay que tener en cuenta que el encargo lo recibió cuando aún presentaba ‘La mañana’ de la cadena, y Herrera se vislumbraba como su sustituto por parte de la dirección, aunque en ese momento fuera un tanteo.

Tras su salida voluntaria de COPE y su incursión en política, vuelve a la radio en esRadio donde actualmente está en la tarde con “En casa de Herrero”, un programa muy enfocado a la información en su primera y tercera hora de emisión. En la última existe una tertulia, una muy calmada, con un tono muy diferente al que tiene en la mañana Federico, que no es que sea bronco, pero allí sus tesis imperan cortando el monólogo de cualquiera de sus contertulios.

Es más. Luis y Federico pueden llegar a discrepar en algunos temas, y de momento no ha pasado nada entre ellos. Se conocen y se tienen la medida ajustada. Quizás por eso todavía se aguantan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.