De tanto en cuanto tengo un pequeño sanedrín telemático con unos buenos amigos: Álex Borromeo y Rubén Martín. En uno de ellos salió una frase con la que un servidor no tuvo otra cosa que confirmar la aseveración: los informativos de la Cadena SER siguen sonando igual que los de principios de siglo.

¿Eso es bueno o es malo? No acabaré diciendo “¡Eso es mentira!” como aquel chiste de Eugenio. Y es que en este tema solo se puede decir una cosa: la Cadena SER es la Cadena SER, esté quien esté. Y su libro de estilo es el que impera, a la venta en librerías con el nombre “En antena. Libro de estilo del periodismo oral” para el que quiera echarle un vistazo.

En el resto de las cadenas no quiero decir que no haya un estilo libre, nada más lejos de la realidad. Existe un libro de estilo, sí, pero este es aderezado por cada uno de los profesionales que dirigen y presentan cada programa. Y voy a ir detallando.

En la Cadena SER, desde la salida de Iñaki Gabilondo de ‘Hoy por hoy’ en 2005, ha habido varios bailes de profesionales al frente del programa: Carles Francino, tándem Pepa Bueno con Gemma Nierga, tándem Pepa Bueno con Toni Garrido, y por último a Àngels Barceló. El programa sigue teniendo el mismo nombre, el estilo puede variar ligeramente en cada uno de ellos, pero la marca Cadena SER sigue estando presente esté quien esté.

En la competencia, en esa misma franja horaria, la única voz que ha predominado ha sido Carlos Herrera, primero en Onda Cero, y desde 2015 en COPE. Y su estilo era y es el mismo, ya que predominaba, y predomina, más el nombre del profesional que la cadena donde trabaja. Cuando Herrera se fue de Onda Cero, Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas pusieron su impronta en sus tramos horarios, y tras la salida de Lucas de la mañana, lo que heredó Alsina lo llevó a su redil. La marca Onda Cero queda disuelta.

Y hasta la llegada de Herrera en COPE, esta fue deambulando con Federico Jiménez Losantos, Nacho Villa, Ernesto Sáenz de Buruaga y Ángel Expósito. Todos ellos con un concepto diferente de cómo realizar la mañana, tanto el tramo informativo como el de magacín, predominando más el nombre del profesional que el de la cadena, sin dejar la esencia COPE y eso que durante todo ese tiempo el programa se llamaba ‘La mañana’.

Cada empresa impone su norma mirando siempre su balance de beneficios. Y si no haced una cosa que comenta Rubén: escuchad unos segundos un boletín informativo horario de cualquier emisora, y seguro que sabéis a qué cadena pertenece.

Por jmpontes

Un comentario en «La SER sigue sonando igual»
  1. Así es. Lo mismo que los diarios impresos tienen su mancheta y sus editoriales, en la Radio hay estilos, formas, marcas de buen hacer que te animan a sintonizar documentación hablada en una frecuencia del dial…..que para eso tienen los receptores botones y mandos para elegir la frecuencia escogida y favorita o practicar la sintonía en busca de nuevas sensaciones sonoras más confortables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.