Sabemos perfectamente que estamos en un mundo dominado por internet, y la radio no se salva de ello. Las escuchas de las radios por streaming se hacen cada vez más numerosas, permitiendo la escucha de casi cualquier emisora del mundo … siempre y cuando. Hasta aquí lo bueno, más que nada porque internet tiene una cara mala: que nos podemos quedar sin acceso total o parcial según el gobierno de turno. Que les pregunten a los chinos, a los coreanos, a los cubanos, a los venezolanos … por poner unos ejemplos.

¿Y qué se puede hacer cuando te quedas sin internet para escuchar la radio? Pues si quieres escuchar alguna emisora lejana no queda otra cosa que la onda corta, esa banda que se sigue utilizando para llevar la señal a miles de kilómetros de distancia, siempre y cuando el sistema radiante y la atmósfera lo permitan.

Pues la BBC se ha acordado de la onda corta a raíz del bloqueo en Rusia de sus páginas de internet y de la censura informativa, por aquello de que a Vladimir Putin no le gusta que le lleven la contraria en cuanto al mensaje que los medios rusos envían a sus ciudadanos en lo que respecta a la guerra que ha organizado en Ucrania. Sus emisiones serán de cuatro horas diarias de noticias en inglés dirigiendo la señal al Este de Europa, concretando un poco más hacia Rusia y Ucrania. La intención es salvar la prohibición Putin, pero hay que recordar a los señores de la BBC que las señales de radio también se pueden interferir. Todo un clásico. Las frecuencias son 15735 KHz entre las 14 y las 16 horas UTC y 5875 KHz desde las 20 a las 22 horas UTC.

Pero aquí no se quedan las recuperaciones, ya que en territorio ucraniano se volvieron a poner en marcha dos emisores de onda media que ya estaban apagados de la pública Ukraine Radio 1 en los 549 KHz y 1404 KHz. A estas hay que sumarle la del ejército ucraniano, dedicada a la emisión de música y noticias, Armiya FM en los 810 KHz, que se puso en marcha en diciembre del año pasado. La finalidad: poder difundir los mensajes tanto del gobierno como del ejército aprovechando la gran cobertura que puede tener una estación de onda media.

Y los rusos no se quedan atrás ya que desde Moldavia se ha vuelto a poner en marcha la frecuencia de los 1413 KHz con la señal de la radio estatal rusa dedicada a la información Vesti FM.

Tampoco hay que olvidar que países como Rumanía o Polonia han comenzado a modificar sus señales de onda larga para ofrecer noticias al territorio ucraniano.

Así que la maldita guerra nos ha hecho aprovechar esos emisores que ya estaban olvidados o en desuso para darles una finalidad informativa, sean ciertas o no las noticias que se difundan. Ya me hubiera gustado no comentar nada de todo esto, porque significaría que la invasión militar no se habría producido.

Por jmpontes

Un comentario en «La guerra resucita la radio olvidada»
  1. Es un error suprimir las emisiones de onda corta ya se ve que el streaming es fácilmente censurado y cortado por las autoridades quedando los ciudadanos sólo con la versión oficial de turno, eso se llama censura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.