No me va a dar tiempo de acabar con el tema de las radios públicas autonómicas antes de las vacaciones. Sí, esto es lo último que hago esta temporada y lo hago cuando las estrellas desaparecen del estudio, salvo Carlos Herrera que aún debe hacer su gira poligonera, y antes de las elecciones generales del 23 de julio que, según parece escuchando ciertos periodistas y comunicadores radiofónicos, es la fecha del fin del mundo si gana cierto partido de los contrarios. Quitando el tema de la política … perdonad, me río de esto. Es imposible no relacionar política con radio pública, aunque sea autonómica.

Aragón y Castilla-La Mancha tienen unas radios autonómicas con resultados muy semejantes, pero con dos estilos muy diferentes.

Voy a Aragón. Allí está Aragón Radio, canal generalista del ente público autonómico, emitiendo de forma regular desde el 1 de octubre de 2005 con una programación generalista muy centrada en la cultura y población aragonesa. Pero a diferencia del canal de televisión que ha tenido una más que buena aceptación, Aragón Radio no acaba de encontrar su hueco. Los bandazos de audiencia que tiene en el EGM lo denotan, doblando o perdiendo la mitad de los oyentes en oleadas continuas, generando una media de 40.000 oyentes en toda la comunidad autónoma. Hay que tener en cuenta que solo en la ciudad de Zaragoza COPE tiene 93.000 y SER 81.000. Es por eso por lo que su programación cambia casi cada temporada, siempre con la misma idea de dirigirse a los aragoneses con cosas propias, pero sin conseguir los resultados esperados, a pesar de que en radio los cambios siempre son a largo plazo. Pero nada. Su cobertura es total en todo su territorio, y en algunos sitios redundante, con 37 emisores, uno de ellos en Cataluña, que tienen desconexiones provinciales desde enero de 2012.

Y cómo no, dispuso desde el 27 de mayo de 2008 de una fórmula musical con boletines informativos que se podía escuchar únicamente por internet. El nombre que tuvo fue Aragón Radio 2.com. Se vendía como una plataforma pionera en la que el oyente era el protagonista. ¿Qué quiere decir esto? Que en su web el oyente escogía lo que quería escuchar. Vamos, un servicio a la carta. La cosa es que de todo esto ya no existe nada. A lo mejor se adelantó a su tiempo.

Si paramos en Castilla-La Mancha, allí está Radio Castilla-La Mancha. O CMM Radio. Y este es el primer punto de confusión de cara al oyente. En el inicio de sus emisiones regulares, el 30 de mayo de 2001, se adoptó el nombre Radio Castilla-La Mancha, con los indicativos grabados por el albaceteño Constantino Romero, hasta que, en septiembre de 2016, con el cambio de nombre del ente público a CMMedia, se adopta el nombre CMM Radio. Pero en septiembre de 2021 se recupera el de Radio Castilla-La Mancha pero sin dejar de olvidar el de CMM Radio. Que cada uno la llame como quiera.

Su programación ha sido desde sus inicios como fórmula musical estilo oldies, teniendo como identificador local los informativos y los programas deportivos tipo carrusel. Un estilo barato, encarado a un público adulto y que tiene poco de castellanomanchego.

En los últimos años se ha querido variar este estilo introduciendo un magacín matinal. Pero ni con estas consigue destacar, ya que la fórmula musical se mantiene, aunque en espacios con nombre y presentador propio. Se aplica aquello de “si la mona se viste de seda …”. El último EGM le otorga 40.000 oyentes, cantidad que se mantiene en su media, la misma que Aragón Radio, que la deja muy lejos de los primeros puestos donde la SER está con 160.000, COPE con 148.000 y Onda Cero con unos 80.000. Y de momento no se conoce la intención de crear un segundo canal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.