Hace unos días comencé un camino sobre el mundo de las radios públicas autonómicas. Las primeras que comenté fueron las de Cataluña, País Vasco y Andalucía, las que tienen un buen número de productos para un amplio público. Lo de amplio es el alcance, otra cosa es que la gente los conozca y los quiera como suyos, y esto es más complicado.

Me voy a la Comunidad de Madrid. Allí existe desde 1985 la emisora Onda Madrid y fue la quinta que se puso en marcha en España en cuanto a radios autonómicas, tras el proceso de creación de la autonomía que el presidente de entonces, Joaquín Leguina, ha llegado a llamar de improvisado. Es la más minimalista y a la vez la que abarca más territorio en cuanto a cobertura: desde Torrespaña en el 101.3 y desde Navacerrada en el 106.0, este segundo puesto en funcionamiento seis años después para cubrir las zonas de sombra del primero, quizás en demasía. Su puesta en marcha se hizo cuatro años antes que la televisión autonómica y su programación fue al principio de fórmula musical con espacios informativos sobre cultura y deporte en la comunidad, hasta que a finales de los 90, con el cambio de partido en el poder autonómico, se decide pasar al modelo actual de radio generalista aunque no ha sido el único cambio ya que sus estudios se trasladaron de la ciudad de Madrid a la Ciudad de la Imagen en Pozuelo de Alarcón, junto a los de la televisión autonómica, con la idea de ahorrar costes.

Y los cambios no acabaron aquí, ya que el nombre pasa de Onda Madrid a Telemadrid Radio en septiembre del 2000. Las mentes pensantes que idearon que con esto se impulsaría la emisora cayeron en un gran error, recuperando la marca original cuatro años más tarde.

Las audiencias nunca la acompañaron y no las busquéis. Las últimas fueron de 2019 y le daban 8.000 oyentes, en toda una capital de nación.

En Murcia está Onda Regional, lo que al principio fue una emisora de programación mixta: por la mañana generalista y por la tarde-noche fórmula musical. En funcionamiento desde diciembre de 1990 y, como le pasó a Onda Madrid, sin televisión autonómica como acompañante, aunque la intención existió, pero duró un período de pruebas a principios del mismo año y no se supo nada más de ella hasta 16 años más tarde cuando aparece ‘7RM’. Así que ha sido el buque insignia público murciano durante mucho tiempo, pero sin buenos resultados.

El actual modelo de radio generalista se implantó en 1992 y desde entonces los grandes cambios se han ido produciendo en la empresa gestora de la emisora que no ha llegado a darle la notoriedad que pudiera llegar a tener. Y poco más, a no ser que se hable de la incorporación de la fórmula musical OR Música, con menos cobertura que la generalista, y con un estilo de éxitos ‘oldies’ encarada a un público adulto. Da la impresión de que se creó para tener un nuevo producto y llegarse a comparar con cualquier otra empresa, en este caso privada, que normalmente dispone de un canal generalista y otro de música. Buena selección que hace la competencia a Melodía FM, Los 40 Classic y Rock fm. Todos ellos juntos.

La radio generalista nunca ha llegado a estar bien situada en el EGM, rondando los 15.000 oyentes, en comparación con los poco más de 100.000 en los que se sitúan la SER y la COPE en la región. Y el que pregunte por la fórmula musical que tenga presente que no aparece en ningún sitio.

Estos han sido dos ejemplos del tener por tener. Y aún no ha acabado.

2 comentarios en «El rendimiento de la radio pública autonómica (II)»

  1. Muy bien desarrollados los documentos de ràdios autonomicas,aunque supongo habra parte III,sobre Aragon Ràdio,IB3radio,Apunt ràdio y Ràdio Gallega.Aunque no sé si existe ràdio automica en Extremadura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.