(Actualizado a las 9:18)

No me preguntéis por qué, pero siempre ha existido, existe y existirá la idea de crear una cuarta cadena de radio privada a nivel estatal. Casos ha habido, pero bajo mi punto de vista el mercado español da para el número mágico de tres cadenas de radio privada y no más, a no ser que la cuarta sea masoca y le guste que le vaya todo mal de forma eterna. Ahora os hago la disertación.

En los principios de los años 80 existían tres cadenas de radio: Cadena SER, Cadena COPE y Rueda Rato. De las tres la única que tenía algo en cadena era la SER, y las otras dos o bien estaban en ciernes, el caso de COPE, o seguían arrimadas a la SER, el caso de la Rato.

Y llega el Plan Técnico Nacional de 1979 para la frecuencia modulada que empieza a dar sus frutos en 1982 con la aparición de Radio 80, la generalista, y Antena 3 Radio. COPE empezaba a crear su estructura de programación en cadena que le aportó un gran éxito e hizo que la SER se despertara. La Rato, con sus nuevas emisoras en FM, empezaba a acariciar la idea de crear su propia cadena.

Pero aquella situación se mantiene hasta 1984 cuando Radio 80 es absorbida por Antena 3, convirtiéndola en radiofórmula. Nos quedamos con SER, COPE y Antena 3 … y la Rato, que comenzaba a dar sus primeros pasos en aquellos sitios donde no tenía acuerdo de asociación con la SER, hasta que a finales de los años 80 ya se encontraba en situación de plantar cara con sus 60 emisoras. Pero para entonces a COPE le iba muy bien, la SER tenía en marcha su apuesta para competir con COPE, y Antena 3 subía y subía.

Así que la familia Rato, dueña de la cadena del mismo nombre, decide vender buena parte de sus emisoras a la apuesta radiofónica de la ONCE. En noviembre de 1990, fecha de la reconversión Rato-Onda Cero, seguimos con cuatro cadenas de radio de las que tres funcionaban bien y una no tanto.

Aprovechando el río revuelto en COPE, Onda Cero se lleva a Luis del Olmo en 1991, su gran estrella. Desde ese momento empieza el particular Vía Crucis en la cadena de la Iglesia, nunca mejor dicho, que ve como sus arcas y su audiencia empiezan a caer y cómo Onda Cero empieza a subir. Y mientras SER y Antena 3 a lo suyo, pero por poco tiempo.

Nos plantamos en los meses de junio-julio de 1992. A COPE le va mal, Onda Cero sube como la espuma, la SER por estar está ahí, y Antena 3 llega a ser líder de audiencia, pero por poco tiempo, ya que empresarialmente las cosas no son tan idílicas y aquello desemboca en el llamado “Antenicidio”, la venta de la cadena al Grupo PRISA. Esta la mantiene en un principio, pero comprueba como las estrellas de Antena 3 acaban recalando en la COPE en septiembre de 1992.

Ese es el momento en que COPE comienza a salir del pozo y Antena 3 comienza su declive hasta que en junio de 1994 desaparece engullida por las emisoras de PRISA. Y nos plantamos con tres cadenas a las que le iba medianamente bien: COPE, SER y Onda Cero.

Aprovechando los restos de la extinta Antena 3, la cadena gallega Radio Voz se atreve a dar el salto nacional en diciembre de 1994 con la idea de conseguir parte del pastel de las otras tres. Pero se quedó en intento, más que nada porque la cobertura no les dio para más, quedándose en Galicia, Madrid, Palma de Mallorca, y poco más. Su andadura llegó hasta 1999 cuando fue absorbida por la Onda Cero de Telefónica.

Y volvemos al maravilloso número tres, pero no por mucho tiempo. COPE comprueba como uno sus socios, Vocento, se va en el verano de 2004 con sus emisoras para formar la cadena Punto Radio, junto a Luis del Olmo, que sale de Onda Cero, y el Grupo Televisión Castilla y León. Tras casi nueve años de lenta expansión y cambios en la programación, comprobando que el balance nunca era positivo, Punto Radio echa el cierre y sus activos vuelven al redil de COPE.

Desde entonces han caído otros nueve años. De por medio estuvo Gestiona Radio, pero cesó en diciembre de 2018. Así que nos quedamos a la espera de que un día de estos se confirme el tan cacareado rumor de la reconversión de Melodía fm en laSexta Radio, o como quieran llamarla, por parte de Atresmedia.

Mientras seguimos con las tres, que ya les cuesta.

PD: Como bien ha comentado David Sánchez en el grupo de Facebook se me ha olvidado esRadio, que conformaría la cuarta cadena a nivel nacional, aunque con una cobertura menguada en comparación con el resto y unos problemas económicos que se van solventando con ampliaciones de capital. Así se conforma mi teoría personal que tres pueden funcionar, pero la cuarta tendría apuros en los dos puntos que he comentado antes.

Que se me haya olvidado esRadio no tiene perdón por mi parte.

Por jmpontes

Un comentario en «Con tres, funciona»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.