Desde hace bastantes años en Estados Unidos se organiza durante un día lo que se ha acabado llamando el Black Friday. Este día es siempre el siguiente de la festividad de acción de gracias, que se celebra el cuarto jueves de noviembre, y este año recae en el 23.

Otra de las cosas que acarrea esta fiesta y viene ligada con el Black Friday es la Navidad, la fiesta para la que se realiza más gasto en casa en forma de regalos para los demás, o para uno mismo, que estos saben mejor algunas veces.

Durante el Black Friday se realizan una serie de ofertas que intentan ser muy competitivas entre comercios para incentivar el consumo, ese consumo que está encarado hacia la Navidad.

En España lo del Black Friday nos viene impuesto tras aquel año en que MediaMarkt fue el primero en realizarlo y al que se apuntó el resto de grandes almacenes, la idea se ha ido desvirtuando para convertirse en un período de tiempo, cada más extenso, en el que se quiere vender todo lo posible. La crisis económica es lo que tiene: la gente no compra tanto, y dejar las ofertas para un único día, o como mucho para tres, pues resulta que puede ser poco tentador.

De todas las campañas de Black Friday que existen, me quedo con la radiofónica de Ramiro López, director general de Publipunto. Alguno dirá que Ramiro también tenía sus espacios de teletienda, pero como aquí se intenta hablar de radio, pues me quedo con esta. Como el propio Ramiro las llamaba, las “radiotienda”.

Antes de todo hay que decir que esta empresa de venta telefónica y por internet tenía una política para adjudicar nombres a sus productos un tanto peculiar, como el ‘Ángel Driver’ que era un detector de radares, ‘Nukitaseca’, Nukita con K, una almohada que no producía sensación de calor, o ‘Chispis Control’, el nombre de un alcoholímetro.

Ramiro López estaba en casi todas las emisoras comerciales, pero tenía una campaña bastante importante en Onda Cero, donde incluso intervenía en algunos de sus programas para vender sus productos, haciendo aquello que Pepe Domingo decía de cómo tenía que ser la publicidad: un elemento más de la programación.

No era nuevo en este medio ya que se había iniciado en la escuela de Radio Juventud de Albacete y había sido director de Onda Cero en Cádiz, además de haber estado en una emisora hispana de Estados Unidos. Esto es un gran bagaje que le enseñó a crear una empresa y cómo terminar vendiendo sus productos, siendo él mismo la voz corporativa de su empresa, poco común esto último. Todo este aporte a su experiencia hizo que le premiaran con varias antenas de oro, una de plata y un micrófono de oro.

Pues bien, retomando el nombre de ciertos productos, la campaña de Black Friday se acabó transformando para Ramiro López en el ‘Blas Fraile’, algo más entendible para el oyente, ya que según el propio Ramiro los nombres que se adjudicaban a sus productos o campañas se basaban en la escucha de la gente de la calle, añadiendo un toque transgresor por aquello de hacer algo que nadie se atrevería a hacer. Una especie de llamada de atención ante el posible comprador, que primero quedaría tocado por el nombre y después miraría qué es lo que se vendía.

Y gracias al maestro Whopper del Grupo Risa aquí va el mismísimo Ramiro anunciando la campaña.

Hace años que Ramiro López no aparece por ningún sitio. Publipunto cerró. La verdad, se le echa de menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.